Videojuegos que merecían un final mejor

Suele pasar con las películas e incluso con las series, cuando llega el gran momento de cerrar la trama, de dar el gran final, resulta ser toda una decepción que no está a la altura de las expectativas. En los videojuegos también ha ocurrido, y con mucha más frecuencia de lo que muchos pueden imaginar. Después de haber acumulado tantas horas de juego, de haber sufrido tanto intentando superar cada desafío y cada reto, el desenlace resulta ser bastante decepcionante. 

Por eso, hoy queremos hablaros de aquellos videojuegos que merecían un final mejor. Algunas de las sagas más reconocidas han tenido entregas cuyo cierre nos dejó completamente fríos, mirando a la pantalla sin creernos que de verdad estaban desfilando los créditos por pantalla. ¿Así acababa todo?, ¿de verdad nos iban a dejar así?

Seguramente esto también os haya pasado a muchos de vosotros, por eso, junto a estos candidatos que os vamos a mostrar a continuación, os invitamos a compartir con nosotros aquellos finales que también os supieron a poco, por no decir a nada; que nos deis esos nombres de juegos que merecían acabar mucho mejor.

 

Ghosts 'N Goblins

Duro a rabiar y capaz de mermar la paciencia de cualquier jugador, Capcom realizó una de las jugadas más crueles con Ghosts 'N Goblings. Cuando por fin logras vencer a Beelzebub en el último nivel, resulta que es todo una ilusión y que debes empezar desde el principio, con una dificultad incluso mayor, si de verdad quieres ver el final. ¿Hace falta que digamos lo que pensamos sobre esto?, nuestros mandos fueron víctimas de ello.

 

Golden Sun: Oscuro Amanecer

A pesar de resolver ciertos conflictos, la segunda entrega de Golden Sun dejó varias cosas en el aire; pero la tercera entrega hizo lo mismo, y lo peor, sin saber si habría una cuarta entrega. Oscuro Amanecer cierra con un cliffhanger en toda regla del que todavía no sabemos cómo acabará. Desde aquel lejano octubre de 2010 seguimos preguntándonos demasiadas cosas y manteniendo la sensación de que nos quedamos con algo a medio gas.

 

Mirror's Edge

El gran desenlace llega con la muerte de Jack Knife y el rescate de la hermana de Faith, Kate, pero no se resuelve realmente nada. Sí, se han destruido los servidores y se ha revelado una conspiración que pretende acabar con todos los corredores; pero no hay un gran logro, no se logra zanjar y resolver el conflicto, no se sabe qué ocurre con muchos de los personajes y hay muchos nombres que quedan en el aire. En definitiva, más preguntas que respuestas.

 

Final Fantasy XIII

Sacrificios que apenas afectan al jugador y un cierre de los acontecimientos que tiende descaradamente a una secuela. Square Enix hizo un poco de trampa con Final Fantasy XIII, ya que tenía más que planeado lanzar una segunda e incluso una tercera parte para explotar al máximo esta nueva entrega numerada. El resultado que trajo esta decisión supuso un final bastante sobrio y flojo, con un claro mensaje que apuntaba a una segunda parte y que dejaba con muchísima hambre por saber más.

 

Legacy of Kain: Soul Reaver

A este juego le sucedió lo mismo que al caso anterior. Con un combate final contra Kain, Raziel no llega a ver ningún desenlace claro para esta aventura gótica y oscura. De hecho, hasta podemos leer una frase que indica que las cosas no han acabado y que, tristemente, habría que esperar a una segunda parte. Desafortunadamente, su secuela volvió a repetir jugada para apuntar a Defiance. Se ve que lo de cerrar subtramas no era lo suyo.

 

Half-Life 2: Episode 2

No podemos criticar la carga dramática del final, porque supone la pérdida de un gran personaje; pero sí los acontecimientos que cierran esta expansión de Half-Life 2. No hay un gran combate de cierre, ni tan siquiera la posibilidad de alzar la palanca enfurecidos para acabar con esa criatura que ha aniquilado a Vance. La historia cerraba con este fallecimiento y un fundido a negro, lo suficiente para tenernos ya más de una década esperando y deseando aniquilar a esos seres. Y lo peor, sin saber si podremos.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar