Videojuegos que no cumplieron con el hype generado

Videojuegos que no cumplieron con el hype prometido

De ilusión también se vive, dice el dicho. Los desarrolladores de videojuegos aprovechan este sentimiento para mantenernos atentos y hacernos creer que su próximo lanzamiento va a ser la repera. Pero en ocasiones nos encontramos que después de muchas campañas publicitarias, anuncios en ferias de videojuegos, gameplays y rumores, lo que tenemos en nuestras manos no cumple con el hype que se había generado en nuestro corazón.

Porque es cierto que de ilusión se vive, pero en ocasiones este sentimiento nos quita años de vida a nosotros por la decepción. No es que el juego sea malo, sólo que nos prometieron una cosa que finalmente no llegó a nosotros. Estos son los títulos que más hype nos provocaron pero que tras su estreno terminaron por hacernos sentir con menos dinero en la cartera y un videojuego en nuestra estantería que de haberlo sabido, no nos hubiéramos llevado. Como siempre, puedes dejarnos tus propuestas en la caja de comentarios.

Mass Effect: Andromeda

Se nos prometió un nuevo comienzo de la saga, una aventura tan grande como la galaxia que debíamos conquistar. Sin embargo, cuando se estrenó esta entrega nos encontramos con muchas críticas de usuarios que vieron cómo después de tanto tiempo de desarrollo las animaciones eran algo malas. Un asunto que hizo que el hype que se había provocado cayera por la borda de la nave espacial. Aunque es cierto que BioWare se puso manos a la obra, algo tarde, y lanzaron un parche que corregía las expresiones faciales de los personajes.

 

Pokémon GO

El verano pasado nos dijeron que podíamos ser entrenadores Pokémon, y durante un tiempo lo fuimos. Las calles se abarrotaron de gente que con la realidad aumentada capturaba monstruos de bolsillo con el objetivo de ser el mejor que habrá jamás. Pero el tiempo pasó, y esta aplicación se tornó demasiado repetitiva. Ni las actualizaciones hicieron que volviera esa gran masa de jugadores. Niantic falló al no saber contestar la demanda de este público y eso supuso un bache que hasta la fecha no ha sabido remontar.

 

Metal Gear V: The Phantom Pain

Este es un ejemplo de buen juego que no se adapta a lo que se esperaba. Se nos contaba una excelente historia de espías que conectaba con el hilo de Big Boss y sus hijos. Pero lo que no supo es ofrecer un estilo de juego similar al que habían conocido los aficionados de la franquicia. Un mundo abierto, misiones repetitivas que se atragantaban antes de conseguir un capítulo interesante… Si algo te ha funcionado, no lo toques. Ha quedado demostrado que Snake y los sandbox no son buena pareja.

 

Homefront: The Revolution

Segundas partes nunca fueron buenas. Con la secuela de Homefront esperábamos un épico título en donde acabaríamos con la invasión. El público aguardaba un proyecto grande con muchas actividades por hacer. Pero, sin embargo, el juego no estuvo a la altura del hype, el respetable se quedó de piedra después de lo presentado. Incluso algunos de sus responsables admitieron que se precipitaron al lanzar este título.

 

Thief

Al igual que una buena relación con una ex, los videojuegos que recordamos con nostalgia hay que dejarlos en el momento que nos hicieron disfrutar. Tratar de devolver a la vida una franquicia de éxito puede pasar factura y Thief es un ejemplo de ello. Se nos prometió una épica aventura de sigilo en la que seríamos parte de una hermandad secreta y terminamos jugando a una especie de Dishonored de serie B.
 

Evolve

Un proyecto avalado por los creadores de Left 4 Dead pinta bien de primeras. Es inevitable que el hype se dispare en estos casos, y más con un juego que prometía ser revolucionario. Pero Evolve no estuvo a la altura y pronto tuvo que ofrecer contenido descargable, algo que casi siempre es indicio de que las cosas han salido regular desde un principio. La masa de jugadores no creció hasta que el juego se hizo gratuito, pero la historia terminó con la retirada del apoyo de Turtle Rock y una comunidad de jugadores pidiendo el regreso.

 

Watch Dogs

Dicho mal y pronto, con Watch Dogs esperábamos un Grand Theft Auto con hackers. Pero nos encontramos con un sandbox cuya conducción era bastante mala y más de un bug dificultaron las partidas a la comunidad de jugadores. Eso sí, hay que reconocer que la condición de piratas informáticos nos entretuvo lo que duró la aventura. Lástima que fuera tan repetitivo.

Publicaciones relacionadas

Cerrar