Videojuegos que no merecían secuela pero que se redimieron con ella

Videojuegos que no merecían secuela pero que se redimieron con ella

Muchas veces hemos hablado de grandes sagas de videojuegos que deberían volver con una nueva entrega o incluso de fantásticos títulos que nunca llegaron a tener secuela y deberían haberla tenido. Sin embargo hoy queremos hablaros de juegos que, en realidad, no merecían una secuela pero que la acabaron teniendo… y se acabaron redimiendo con juegazos muy superiores a la entrega anterior.

De eso es precisamente de lo que queremos hablarte hoy, pues lo que encontrarás tras este texto es un listado de videojuegos que, a nuestro juicio, no parecían necesitar secuela pero que nos dejaron sorprendidos cuando vimos la calidad de sus sucesores. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y te invitamos a que nos dejes las tuyas propias en la caja de comentarios.

Grand Theft Auto

El primer GTA no fue en absoluto un mal juego, pero estaba muy lejos de lo que hoy en día es la saga. De hecho, hasta la tercera entrega numerada no dio el salto que lo convertiría en el rey de los sandbox. Es por ello que agradecemos que Rockstar lo siguiera intentando tras un primer Grand Theft Auto que pasó algo desapercibido, pues nos ha dado una de las grandes sagas de todos los tiempos.

Street Fighter

La segunda entrega de Street Fighter sigue estando considerada como uno de los mejores videojuegos de lucha (si no el mejor) de la historia del mundillo, de modo que Capcom hizo bien en volver a ofrecer una experiencia de combate tras el decepcionante primer Street Fighter. Y es que, siendo sinceros, la primera entrega estaba muy lejos de ofrecer lo que se le pedía a un videojuego de estas características.

Red Dead Revolver

Otra vez nos topamos con Rockstar Games y con un juego que en absoluto podemos catalogar como malo. Sin embargo, Red Dead Revolver no era lo que los fans del cine del Oeste esperaban en un juego con esta temática. Afortunadamente el estudio americano no se rindió y años después nos ofreció el majestuoso Red Dead Redemption, uno de los mejores videojuegos de los últimos tiempos.

Kane & Lynch

El primer Kane & Lynch inauguró la pasada generación de consolas con luces y sombras. Era divertido en compañía de un amigo, pero el juego era muy pobre tanto jugable como visualmente. Sin ser ninguna obra maestra, su secuela fue mucho más completa y espectacular, aunque demasiado breve. El éxito tampoco acompañó a Dog Days, de modo que la saga no ha ofrecido nuevos episodios.

Resident Evil 6

El viraje del terror hacia la acción en Resident Evil parecía irremediable. Resident Evil 4 sentó unas grandes bases, mientras que la quinta entrega decepcionó y la sexta no había por dónde cogerla. Nuevamente Capcom se ha redimido y a principios de este año nos ha ofrecido el maravilloso Resident Evil 7, un regreso a los orígenes terroríficos de la saga que esperemos que se mantengan de cara a futuras entregas.

Tomb Raider: Underworld

Pocas aventuras nos han dado más diversión y emoción que la franquicia Tomb Raider en los videojuegos. Con el paso del tiempo, no obstante, la fórmula fue perdiendo frescura hasta llegar al decepcionante Tomb Raider: Underworld. Afortunadamente la saga supo rehacerse de la mano de Crystal Dynamics y Square Enix y nos ofreció un reboot que encandiló a los fans y abrió una nueva senda de éxito para la saga.

Knack

Cerramos la lista con un deseo más que con una certeza. La primera entrega de Knack acompañó a PlayStation 4 en su lanzamiento y, siendo claros, no fue lo que los fans esperaban. Por sorpresa, Sony anunció de golpe y porrazo una segunda parte que tendría que aparecer durante este año. Esta puede ser la redención de la saga de Mark Cerny y, de paso, ser la propuesta que debería haber sido desde el primer momento.

Cerrar