Videojuegos que no merecían tener secuela pero que la tuvieron igualmente

Videojuegos que no merecían tener secuela pero que la tuvieron igualmente

La vida es injusta de muchas formas. Algunas personas que no merecen tener éxito consiguen todo lo que quieren, mientras que otras que se merecen estar en lo más alto no logran progresar. En los videojuegos (y en realidad en cualquier faceta de la vida) ocurren cosas similares y, en ocasiones, nos topamos con obras que nos encantan y que, por desgracia, nunca llegan a tener esa segunda parte que tanto nos gustaría.

Hoy, sin embargo, queremos hablarte de exactamente todo lo contrario. Y es que lo que encontrarás en la lista que te hemos preparado en el día de hoy es una selección de videojuegos que a nuestro juicio no merecían tener una secuela pero que la acabaron lanzando igualmente. Algunos consiguieron darle la vuelta a la situación con esa secuela, pero otros se quedaron nuevamente por el camino. Aquí tienes nuestras propuestas.

Assassin’s Creed 3

Originalmente Ubisoft planteó Assassin’s Creed 3 como una trilogía y en cierto modo lo respetó. Aunque tuvimos La Hermandad y Revelations de por medio, la historia de Desmond terminó en Assassin’s Creed 3, que pese a todo fue una auténtica decepción para muchos fans. Algunos creían que la saga no debía continuar, pero la franquicia, para bien o para mal, ha seguido en activo. Black Flag y Origins han sido buenas noticias.

Knack

Uno de los videojuegos de lanzamiento de PlayStation 4 fue el simpático Knack. Era colorido, familiar y entretenido, pero no dejaba de ser una propuesta bastante típica y sin demasiado gancho. Es por ello que el anuncio de una secuela sorprendió a propios y a extraños. Las críticas y la recepción de Knack 2 han sido netamente superiores a las de la primera entrega, pero la saga sigue sin despegar como querrían desde Sony.

Resident Evil 6

La saga de terror por excelencia de Capcom no estaba en su mejor momento. A pesar de haber sido un éxito en ventas Resident Evil 5 no era lo que los fans querían. Resident Evil 6 fue todavía más lejos en lo de adentrarse en la acción. Las ventas se dispararon todavía más, pero los aficionados clásicos estaban muy decepcionados. No merecía secuela, pero gracias a haberla tenido hemos podido disfrutar del excelente Resident Evil 7 este mismo año.

Kane & Lynch

Al inicio de la pasada generación Kane & Lynch ofreció una aventura cooperativa con buenas intenciones, pero que se quedó a medias en casi todos los apartados. La crítica tampoco lo apoyó en demasía, pero aún así tuvimos una segunda entrega llamada Dog Days que no mejoró demasiado lo de la primera. Los medios no la alabaron y el público no compró muchas copias, así que la franquicia ahora sí parece más que acabada.

Homefront

Los creadores de Homefront tenían la ambiciosa idea de competir con sagas como Call of Duty o Battlefield en el terreno shooter. Homefront tenía una campaña interesante, pero el multijugador no llegó a enganchar a casi nadie. Cuando nadie lo esperaba se anunció Homefront: The Revolution. Los primeros tráilers tenían muy buena pinta, pero el videojuego tampoco convenció y volvió a ser un fracaso en ventas y recepción.

Tomb Raider: Underworld

Hacía mucho que la saga Tomb Raider no levantaba cabeza, prácticamente desde los videojuegos originales. Underworld también tenía buenas ideas, pero no las ejecutó como la situación requería. Afortunadamente el fracaso de Tomb Raider nos sirvió para que la franquicia volviera a comenzar con el reboot de 2013. Desde entonces también hemos disfrutado de Rise of the Tomb Raider y esperamos hacerlo pronto con una tercera entrega que todavía no ha sido anunciada.

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar