Videojuegos que no necesitaron multijugador para ser un completo éxito

Videojuegos que no necesitaron multijugador para ser un completo éxito

El componente social y multijugador está cada vez más presente en el mundo de los videojuegos. Mientras que antiguamente solo queríamos introducir el disco en nuestra consola u ordenador y embarcarnos en una aventura inolvidable, ahora son muchos los que buscan diversión en compañía de amigos. De hecho, muchas compañías desarrolladoras incluso se olvidan de la vertiente individual de sus juegos.

Es precisamente por ello que hoy queremos rendir un pequeño homenaje a aquellos videojuegos que, en tiempos en los que no es la norma, optaron por ofrecer únicamente una experiencia para un jugador. Pese a ello acabaron convirtiéndose en completos éxitos que ahora todo el mundo toma como referente del mundillo. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y te invitamos a que nos comentes las tuyas.

Mass Effect 2

El que a día de hoy sigue siendo considerado como el mejor juego de la saga Mass Effect no necesitó de una vertiente multijugador para triunfar (eso se lo reservó a la tercera entrega, que muchos definen como la peor). Y es que Mass Effect 2 tan solo requirió de una historia tan absorbente como siempre, un maravilloso elenco de personajes secundarios y una acción táctica tan cuidada como divertida.

Uncharted: El tesoro de Drake

El inicio de la leyenda de Nathan Drake fue mucho menos ruidoso de lo que fue su conclusión. Cuando Naughty Dog se lanzó a la piscina con el primer Uncharted nadie esperaba gran cosa de él, pero una historia tremendamente divertida y unos personajes inolvidables (ya se nos presentaba también a Sully y Elena) hicieron que este breve título se convirtiera en el comienzo de una de las grandes sagas de la historia.

The Elder Scrolls V: Skyrim

Casi seis años después de su lanzamiento original en la pasada generación, Skyrim sigue siendo uno de los grandes videojuegos de rol que nos ha dejado la historia del mundillo. Bethesda sigue apostando por las experiencias unipersonales, al igual que ha ocurrido con el reciente Fallout 4, y continúa cosechando éxito tras éxito con propuestas muy profundas y basadas en la completa libertad de acción.

The Witcher 3: Wild Hunt

Pocos deben quedar que no estén convencidos de que The Witcher 3 es el mejor videojuego que nos ha dejado la presente generación hasta el momento. El título de CD Projekt RED es la culminación a una saga que iniciaron de forma sólida y concluyeron con una auténtica obra maestra. A base de crear un mundo rico, bello y variado, personajes memorables, una acción muy bien trabajada y una historia de las que no se olvidan, a The Witcher 3 no le hacía ninguna falta un modo mutijugador.

BioShock

Algunos sostienen que BioShock es “el Ciudadano Kane de los videojuegos”. No porque tenga nada en común, sino porque definió una nueva forma de narrar. La obra de Irrational Games y Ken Levine es antológica y presenta una de las ambientaciones con más personalidad de todos los tiempos, la ciudad sumergida de Rapture. Con todo eso a su favor ¿cómo iba a hacerle falta ningún apartado online?

Assassin’s Creed 2

El desgaste de la saga Assassin’s Creed ha sido tan profundo en los últimos años que Ubisoft la ha dejado descansar. Casualidad o no, el mejor videojuego de la franquicia se consiguió tras un año de descanso y sin incluir modos online. Hablamos de Assassin’s Creed 2, el que sigue siendo el referente de la serie. La Hermandad incorporó un multijugador y, aunque seguía siendo un gran juego, descuidó algo más la vertiente individual.

Alan Wake

Lamentablemente no podemos decir que Alan Wake fuera un éxito en ventas (por ello todavía no hemos visto una segunda entrega), pero lo cierto es que el título de Remedy se convirtió en uno de los grandes representantes de Xbox 360 sin tener que recurrir al online como las sagas Halo o Gears of War. Esta aventura de acción y misterio solo necesitó una potente premisa argumental y una maravillosa puesta en escena.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Acaba de salir hace poco más de una semana, pero estamos convencidos de que el nuevo Zelda merece estar presente. Las valoraciones de los críticos y los jugadores lo colocan como uno de los mejores juegos de los últimos años y todo ello sin tener que recurrir a las convenciones actuales de la industria. Breath of the Wild es portentoso en todo lo que ofrece y podemos estar seguros de que nadie echará de menos que no haya un multijugador en un título de estas características.

Publicaciones relacionadas

Cerrar