Videojuegos que nos permiten ser muy malas personas

Videojuegos que nos permiten ser muy malas personas

Aunque la posibilidad de decidir en los videojuegos es una de las características más antiguas del mundillo, la mecánica de juego ha tomado un nuevo nivel en el ocio electrónico en la última década. Y es que las compañías desarrolladoras no solo nos dejan decidir si queremos que un determinado personaje viva o muera, sino que nos permiten comportarnos como unos auténticos impresentables.

Es por ello que hoy hemos decidido acercarte una selección de videojuegos que nos dan la posibilidad de ser muy malas personas, aunque tal vez esta definición se quede algo corta y debiéramos utilizar la de brutales delincuentes. Pocos son los que juegan por primera vez a un juego que te permite decidir cómo ser por la vía negativa, pero probarlos por segunda vez de este modo es altamente recomendable… y muy divertido.

Just Cause 3

Y hablando de sembrar el caos por todo el mundo debemos hacer una mención especial de Just Cause 3. El videojuego tiene todo lo que podría encontrar para hacer el mal en GTA V pero añadiéndole un interesante componente: el gancho. Con él podrás enganchar helicópteros y hacerlos estallar contra el suelo o enganchar coches y hacer que exploten unos con otros. La diversión de Just Cause 3 no tiene parangón.

Fallout 3

Desde que Bethesda se hizo cargo de la franquicia Fallout hemos tenido grandes dosis de salvajismo y de humor negro. En Fallout 3 podíamos comportarnos fatal con todo el mundo, pero también teníamos la oportunidad de ser unos malditos genocidas. En la misión de desactivar la bomba atómica de Megatón podíamos optar por lo contrario y hacer estallar a la ciudad por los aires con todos sus habitantes dentro.

Mass Effect 3

La saga Mass Effect tenía la capacidad de convertirnos en los auténticos dioses de la galaxia, pero también en el mayor villano que el universo haya conocido. Y es que en las conversaciones podíamos ser unos impresentables, asesinos y diabólicos seres, pero en la resolución de la franquicia podíamos ser algo mucho peor: unos dictadores. Esperemos que esta libertad de acción siga presente en Mass Effect: Andromeda.

BioShock

Uno de los mejores videojuegos de la pasada generación de consolas no era popular por las decisiones que podíamos tomar, pero sí nos daba una elección muy clara: cosechar o liberar de sus cadenas a las pequeñas Little Sisters. Por mucho miedo que dieran tan solo eran niñas pequeñas, de modo que optar por consumirlas para obtener su poder y matarlas en el proceso nos convertía en unos verdaderos monstruos.

Undertale

Casi cualquier videojuego nos obliga a matar para poder avanzar. No es el caso de Undetale. La peculiar obra de Toby Fox nos permite completar el juego por la vía pacífica sin matar absolutamente a nadie. Sn embargo también podemos optar por la vía genocida y acabar con toda vida que se nos ponga por delante, incluso aunque se trate de personajes inofensivos y que no desean atacarnos ni herirnos.

inFamous

El legado de Cole MacGrath, el protagonista de las dos primeras entregas de la saga inFamous, sería mejor o peor dependiendo de tus decisiones. Y es que podíamos tomar la determinación de hacer cosas malas, pero más allá de decisiones concretas también podíamos ser engendros del averno y masacrar a chispazos a todo aquel ciudadano inocente que nos topáramos por las calles. La decisión era tuya.

Cerrar