Videojuegos que nos pillaban siendo infieles

Videojuegos que nos pillaban siendo infieles

Las relaciones amorosas son una de las partes más complejas de la vida de todo ser humano y cada vez con más frecuencia el mundo de los videojuegos ha querido plasmar esa complejidad en forma de decisiones que nos permitan mantener una relación con diferentes personajes. En ocasiones, de hecho, se nos permite tener varias al mismo tiempo, lo que suele acabar, como en la vida real, en desastre.

Es precisamente por ello que hoy queremos acercaros algunas situaciones tan cómicas como duras a las que nos hemos tenido que enfrentar en el mundo de los videojuegos. Nos referimos a esos momentos en las que nos las prometíamos muy felices manteniendo una doble vida amorosa con dos personajes diferentes y que acabó explotándonos en la cara. Aquí tienes algunos ejemplos.

GTA San Andreas

San Andreas fue el primer Grand Theft Auto que introdujo las relaciones amorosas más allá del puro acto carnal. De hecho, podíamos tener una relación con hasta seis mujeres diferentes para nuestro querido CJ, lo que tenía que acabar mal sí o sí. En determinado momento una de nuestras novias podía enterarse del asunto y perseguirnos con fines malignos. Seamos claros, CJ se había ganado una buena charla.

Mass Effect

Un rasgo común de las sagas de BioWare es la posibilidad de mantener romances con diferentes miembros de nuestro grupo de héroes. Concretamente en el primer nuestro Comandante Shepard podía meterse en un buen lío si decidía dar continuidad a sus conversaciones subidas de tono tanto con la asari Liara T’Soni como con la soldado humana Ashley Williams. El drama era inminente.

Los Sims

Durante muchos años los usuarios de la saga de simulación de vida Los Sims han experimentado con sus personajes para ver hasta dónde llegaba su inteligencia artificial. Uno de los temas más recurrentes era el de ver si un miembro de un matrimonio era capaz de descubrir la infidelidad del otro. En Los Sims 4, finalmente, se acabó incluyendo algo similar a ello, que nos hacía firmar los papeles del divorcio instantáneamente.

The Witcher 3: Wild Hunt

Aunque el brujo Geralt de Rivia es todo un conquistador, lo cierto es que en los libros solo tenía ojos para su Yenn. A la hechicera Yennefer se le unía la competencia de Triss Merigold en los juegos, de modo que en la tercera entrega de la saga podíamos mantener una relación con ambas. Lo que parecía que iba a desembocar en un trío acababa convirtiéndose en el infierno para Geralt, que se quedaba solo.

Stardew Valley

En la Feria de Stardew Valley del popular videojuego de gestión de recursos que nos invita a reconstruir una granja que hemos recibido como herencia una adivina nos lee la mano y nos dice que dejaremos muchos corazones rotos por el camino. Lo cierto es que después de casarnos podemos ir besándonos con otras mujeres, aunque no está muy claro que nuestra esposa llegue a pillarnos con las manos en la masa nunca.

Catherine

Pocos videojuegos han tenido una temática tan marcadamente erótica como Catherine, de Atlus. En él nuestro protagonista está prometido, pero empieza a sentirse atraído por una joven llamada Catherine que le hará cometer toda clase de estupideces. Aunque el juego nos invita a ello, depende de nosotros decidir qué queremos hacer con la relación de Vincent, el protagonista del videojuego.

Publicaciones relacionadas

Cerrar