Videojuegos que perdieron a casi todos sus jugadores en cuestión de meses

Ser un videojuego eminentemente multijugador y conseguir retener a los usuarios durante muchos meses, e incluso años, no es tarea fácil. Pocos son los elegidos capaces de llevar a cabo esa titánica tarea (con Blizzard a la cabeza) y muchos son los que lo intentan y se quedan por el camino. Precisamente de ello queremos hablarte en el día de hoy, de aquellos videojuegos que se quedaron sin respaldo en poco tiempo.

Algunos de ellos llegaban con una gran expectativa y la decepción hizo que los usuarios dejaran de jugar muy pronto, mientras que otros ya comenzaron con mal pie no vendiendo todo lo esperado. Sea como fuere, en la lista que te dejamos a continuación señalamos algunos de los ejemplos de videojuegos online más populares, aunque esperamos que, si se te viene alguno más a la mente, nos lo dejes en los comentarios.

The Division

En su momento Tom Clancy’s The Division se convirtió en el videojuego más reservado de cuantos había creado Ubisoft, todo un logro. Lo cierto es que el título tenía el suficiente contenido para engancharnos durante unas horas, pero una vez superado había pocos motivos para quedare. Algunos se divirtieron durante mucho tiempo en la Zona Oscura, pero la mayoría dejó de jugar por no ver alicientes para hacerlo.

For Honor

También de la mano de Ubisoft, For Honor siguió los pasos de The Division a principios de este mismo año. La campaña se hacía corta y parecía ser un mero tutorial para saltar a la verdadera chicha del juego: el online. Sin embargo, el título andaba corto de modos de juego, de personajes jugables y estaba bastante desbalanceado, lo que propició que muchos acabaran dejándolo tras un intensivo de muchas horas.

Street Fighter V

Las distintas fases beta de Street Fighter V auguraban que no se avecinaba nada bueno y eso es precisamente lo que nos encontramos en el lanzamiento del juego de Capcom. El online funcionaba muy mal. Tan mal que algunos lo dieron por imposible y devolvieron el juego en Steam o sencillamente dejaron de jugarlo rápidamente. La cosa ha ido mejorando y algunos jugadores han vuelto al título de lucha, al que le ha salido mucha competencia.

Evolve

La propuesta era muy atractiva: un videojuego online asimétrico en el que cuatro jugadores debían derrotar a otro usuario que controla a una bestia gigante y temible. Sin embargo, el título comenzó con mal pie al anunciar decenas de DLCs que aumentaban ampliamente el precio del juego si deseábamos hacernos con todo. A partir de ahí todo fue cuesta arriba y muchos acabaron quedando decepcionados con una propuesta repetitiva.

Battleborn

El gran problema de Battleborn fue la selección de su fecha de lanzamiento. En concepto era muy similar a Overwatch y se lanzó prácticamente al mismo tiempo que el juego de Blizzard, lo que condenó al de Gearbox. De entrada Battleborn tuvo poca base de jugadores activos por culpa del ya nombrado Overwatch, pero los pocos que le dieron confianza inicial vieron pocos motivos para seguir al ver que el juego no había recibido el apoyo que se esperaba desde la compañía americana.

Pokémon GO

Pocos videojuegos han causado el impacto inicial que logró Niantic Labs con su Pokémon GO. Realidad aumentada para dispositivos móviles y convertirnos en entrenadores Pokémon de verdad. El título lo tenía todo, salvo mucho contenido. La escasez de profundidad y la tardanza en añadir novedades hizo que el juego perdiera a casi todos sus adeptos, aunque Niantic está reaccionando con paso lento pero firme.

Titanfall

El año pasado recibimos el genial Titanfall 2, pero no hay que olvidar que la primera entrega (aunque sin campaña) era un gran videojuego. Su online era diferente al de la competencia, pero el terreno de los shooters en primera persona es complicado y entre Battlefield, Destiny y Call of Duty le pasaron la mano por la cara. El juego funcionó bien al principio, pero cuando llegaron estos se le acabó el éxito a Respawn.

Publicaciones relacionadas

Cerrar