Videojuegos que podrían haber sido terribles pero que acabaron siendo geniales

En ocasiones las sensaciones que tenemos nada tienen que ver con lo que acaba llegando a nuestras manos. Ocurre en el mundo de los videojuegos y en cualquier otra faceta de nuestra vida. Pero de lo que nos gusta hablar en AlfaBetaJuega es del ocio electrónico y eso es lo que vamos a volver a hacer en el día de hoy a través del nuevo artículo en forma de lista que hemos preparado y que te dejamos a continuación.

En él encontrarás una selección de videojuegos que, por unos motivos u otros, podrían haber sido terribles pero que acabaron siendo geniales. Y nosotros que nos alegramos, pues pudimos disfrutar de grandes obras de arte. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas personales y te invitamos a que nos dejes en la caja de comentarios las tuyas propias para que nos ayudes a complementar nuestro listado inicial.

Assassin’s Creed IV: Black Flag

La saga Assassin’s Creed venía de un fuerte desgaste que le estaba haciendo perder seguidores. La tercera entrega numerada cerró la historia de Desmond, pero Ubisoft no lo dejó aquí. Black Flag se iba a alejar de la fórmula clásica y nos iba a meter de lleno en una historia de piratas y batallas navales. Daba miedo porque tenía poco de Assassin’s Creed, pero indudablemente Black Flag es uno de los mejores de la serie.

Just Cause

Con Grand Theft Auto como principal referente de los mundos abiertos ambientados en la actualidad, Just Cause quería proponerse como candidato a destronar a la saga de Rockstar Games. Eso nunca ocurriría, pero lo cierto es que la aventura protagonizada por Rico Rodríguez añadió más locura, salvajismo y espectacularidad a la fórmula de GTA y eso es precisamente lo que le valió para hacerse un hueco entre los fans.

Resident Evil 7

La franquicia de terror Resident Evil había virado demasiado hacia la pura acción en los últimos años y Capcom quiso recuperar el enfoque survival horror. Para ello se desarrolló un Resident Evil 7 en primera persona. La nueva perspectiva podría haber sido un desastre, pero lo cierto es que el reciente videojuego es uno de los mejores títulos que ha dejado la franquicia de terror en los últimos tiempos. Todo un acierto.

The Last Guardian

Un desarrollo tan complicado como el de The Last Guardian (en el que el Team ICO y Fumito Ueda estuvieron trabajando durante una década) podría haber acabado llegando al mercado siendo algo que no estaba a la altura de las expectativas. Sin embargo The Last Guardian tuvo esa emotividad, sensibilidad y alma que los fans del estudio tanto esperaban, así que la obra de Ueda poco tuvo que envidiar a ICO o Shadow of the Colossus.

Tales from the Borderlands

The Walking Dead y The Wolf Among Us habían demostrado de lo que Telltale Games era capaz, pero lo cierto es que tras ellos la fórmula clásica comenzó a desgastarse y a hacerse monótona. La compañía californiana se hizo con los derechos de Borderlands para crearle una aventura de su estilo y no las teníamos todas con nosotros. No obstante, Tales from the Borderlands acabó siendo una de las grandes obras del estudio.

Batman: Arkham Asylum

Los superhéroes no siempre habían tenido suerte en su llegada a las consolas, pero Rocksteady cambió esa suerte con un trabajo maravilloso. A pesar de que hay quien pudiera tener sus dudas, Batman: Arkham Asylum se ha convertido en el gran referente del género en los últimos años, así como todas sus secuelas. Ahora solo esperamos a que Rocksteady confirme de una vez por todas en qué están trabajando ahora.

Tomb Raider (2013)

Lara Croft había perdido fuelle con sus últimas entregas y Square Enix decidió hacer un reboot para que todo volviera a empezar. La saga iba ahora a tomar a Uncharted como ejemplo, pero incorporando también elementos de supervivencia. Muchos creían que este Tomb Raider se alejaría demasiado de la fórmula tradicional, pero lo cierto es que acabó siendo el soplo de aire fresco que la franquicia tantísimo iba necesitando.

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar