Videojuegos que se inspiraron en la obra de H.P. Lovecraft

Videojuegos que se inspiraron en la obra de H.P. Lovercraft

Es más difícil de lo que crees encontrar un buen argumento en un videojuego. Una narrativa completa repleta de personajes bien definidos con un buen fondo y creíbles no es algo que esté al alcance de todos. Por ello no es de extrañar que en muchas ocasiones los desarrolladores echen la vista atrás y se fijen en clásicos como la obra de distintos autores, un buen ejemplo es H.P. Lovecraft, uno de los grandes genios de la literatura de terror.

Haciendo repaso de su obra encontramos que sagas como los mitos de Cthulhu han servido a numerosos desarrolladores para crear una historia en la que basar sus videojuegos. Un homenaje que hace que la historia de Lovecraft se haga inmortal y que mucho tiempo después de su muerte, esas maravillosas ideas que algún día vislumbró este autor que seguramente jamás pensó que algún día se podría interactuar con el universo que creó a través de una videoconsola.

Demondbane. Un arqueólogo y amante del ocultismo se encuentra de bruces con un mundo que no conocía y que busca los grimorios mágicos. Por otro lado la Logia Negra se presenta como unos adversarios poseedores de robots gigantes con los que hacerse con el control del mundo. En este mundo el protagonista debe enfrentarse a esta amenaza a lomos de Demondbane, otro droide de grandes dimensiones con el que tendrá que aprender a usar poderes de seres místicos como Atlach-Nacha, Cthugha e Ithaqua.

Call of Cthulhu: Dark Corners of the Earth. Las investigaciones de un detective por encontrar a una desaparecida lo llevan a un pueblo costero en donde sus habitantes son reacios a colaborar en un ambiente tétrico en donde todo parecer girar al mismo culto oculto que en su día llevó al protagonista al manicomio.

Shadow of the Comet. Un reportero visita un pueblo de Nueva Inglaterra para seguir las pistas de la desaparición de un científico quien tiempo atrás se borró del mapa durante la visita del Cometa Halley. Ahora, 76 años después, el protagonista se encuentra con que el motivo de su investigación gira en torno a una hermandad que pretende traer de vuelta a Cthulhu.

Flapthulhu. Es simple, es un Flappybirds per sin pájaros y controlando a Cthulhu con dos modos de juego. Uno bien conocido: hacer pasar al protagonista través de varios muros esquivando obstáculos. El segundo un modo combate en el que se puede vencer al enemigo cayendo sobre él o estrellándolo contra el techo.

Bloodborne. Si queridos lectores, este videojuego tiene muchos asuntos traídos desde el universo de Lovecraft como por ejemplo los “hombres- bestias” o los dioses irracionales que aguardan en otras dimensiones. Eso pasando por los escenarios tenebrosos y misteriosos que tan bien se le daba a este autor.

Publicaciones relacionadas

Cerrar