Videojuegos que son imposibles de completar por mucho que te esfuerces

La llegada de la nueva generación hace ya más de tres años supuso el inicio de una nueva era en los videojuegos. Una en la que los desarrolladores optan por hacer sus juegos más grandes y sus mundos prácticamente inabarcables. En ocasiones esta tendencia es tan exagerada que nos encontramos ante una propuesta litertalmente imposible de completar al cien por cien, aunque en otros casos es cosa de errores.

Hoy precisamente venimos a hablarte de videojuegos que, por una u otra razón, son imposibles de completar por mucho empeño que pongas en ello. Siempre habrá algo nuevo que hacer o el juego, por un error, no te dejará acabar la aventura. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y te invitamos a que nos dejes en la caja de comentarios algunos casos más que tú recuerdes en esta línea. Y si te gustan estos recopilatorios, te recordamos que también disponemos de un reportaje sobre videojuegos que iban a ser algo grande y fracasaron estrepitosamente.

Fallout 4

El mundo postapocalíptico creado por Bethesda para su Fallout 4 era gigantesco y estaba repleto de misiones por hacer. Sin embargo, si nos paramos a pensar, nos daremos cuenta de que estamos ante un videojuego literalmente infinito. Por qué, te preguntarás. Pues bien, hay una serie de misiones que por muchas veces que termines volverán a mandarte a otro sitio aleatorio. Esta sucesión no puede cortarse.

Digimon World

Un caso muy diferente lo tenemos en Digimon World, lanzado a finales del siglo XX en PlayStation. Y es que este título tenía un bug sencillamente horroroso que te impedía completar el juego. Para más inri, el error se producía a la entrada en la zona final del juego, donde un NPC se situaba en medio y no te dejaba acceder. Este bug desató entre muchos el instinto homicida, al menos para con el disco del videojuego.

No Man’s Sky

El sistema de generación procedural que ha popularizado No Man’ Sky es un gran avance para la industria que puede dar mucho juego en el futuro. En el título de Hello Games hay un final donde se nos dejará de dar objetivos de misión, pero lo cierto es que la inmensidad del universo creado por este pequeño equipo es tal que estamos ante el videojuego que mejor encaja en la descripción de obra infinita.

Tony Hawk’s Pro Skater 5

Si hubiera sabido cómo era, probablemente el skater Tony Hawk no habría querido prestar su nombre a este juego. Lanzado originalmente por 60 dólares, lo que venía en el disco del juego era el tutorial. Si querías jugar al título completo necesitabas instalar un parche de 8 GB (el doble de lo que pesaba el juego). De este modo, cuando se cierren los servidores en un futuro estaremos ante un juego imposible de completar.

Dennis the Menace

El juego iba a salir en Super Nintendo y Amiga, coincidiendo con el estreno de una película de la misma saga. Sin embargo, a la gente de Ocean Softworks se le agotaban los plazos, de modo que optaron por centrarse en SNES y dejar de lado a una casi extinta Amiga. Si comprabas esta versión comprobabas que tras muchas horas de juego llegabas a un punto muerto, pues no se incluyó el nivel final. Desastroso.

Great Gurianos

La recreativa Gladiator, que se llamó Great Gurianos al llegar a máquinas domésticas, tuvo que ser recortada en su versión de ZX Spectrum, pues no cabía el juego al completo. ¿Qué se eliminó? Sí, el final. Para que el jugador no se diera cuenta se optó por una solución de lo más cutre: hacer que el jefe final fuera literalmente invencible. Incluso si lo superabas con hacks acabarías llegando a una pantalla negra bloqueada.

Robocop

Una nueva obra de los chicos de Ocean Softworks. En la versión de Robocop para Commodore 64 había un momento en el que el juego sufría un bug y llegábamos a un mundo poligonal del que era imposible salir. El estudio introdujo un temporizador imposible de superar para hacerte crear que ese fallo era cosa tuya al no haber cumplido con el tiempo. Con el paso de los años los fans consiguieron arreglar el error.

Cerrar