Videojuegos que sorprendieron con técnicas adelantadas a su tiempo

Videojuegos que sorprendieron con técnicas adelantadas a su tiempo

A lo largo de la historia del ocio electrónico ha habido un gran número de videojuegos que han conseguido revolucionar la industria de un modo u otro y suponer un antes y un después en el momento de su lanzamiento. Pero más allá de grandes hitos de la trayectoria del sector del videojuego, otras obras sorprendieron no tanto por su impacto inicial, sino por la influencia que ejercieron sobre otros títulos posteriores.

¿Cómo lo hicieron? Introduciendo mecánicas y técnicas inesperadas en su momento y que podemos llegar a decir que eran adelantadas a su tiempo. Es precisamente de ello de lo que queremos hablarte hoy, acercándote algunos ejemplos interesantes de juegos que sorprendieron con técnicas innovadoras y que después muchos otros adoptaron hasta normalizarlas en la industria. Sin más, te dejamos con nuestras propuestas.

Super Mario 64

Nintendo había sido quien había perfeccionado el género de las plataformas en dos dimensiones o de scroll lateral, de modo que no había nadie mejor para dar el salto a las tres dimensiones. Super Mario 64 fue el pionero en este sentido y nos brindó uno de los juegos más revolucionarios de todos los tiempos. Y es que la Gran N no solo demostró que las plataformas en 3D eran posibles, sino que podían llegar a ser mejores que las 2D.

Virtual Boy

Aquí no estamos ante un videojuego, sino ante un sistema completo. La innovación de Nintendo les hizo dar un paso más del necesario con Virtual Boy, pero la Gran N ya tenía la idea que hoy en día ya ha llegado a nuestros hogares. Estas gafas “portátiles” eran el primer acercamiento a la realidad virtual, pero una tecnología insuficiente hizo que se convirtieran en un peligro para la salud de sus poseedores.

Shenmue

Yu Suzuki consiguió con Shenmue algo que muy pocos han conseguido: introducir en el mundo de los videojuegos dos técnicas de lo más novedosas. Una de ellas era el ciclo día/noche en su mundo abierto, en el que cada NPC tenía su rutina y sus horarios. Sin embargo también incorporó algo que a la larga todos acabaríamos detestando: los Quick Time Events que te obligan a pulsar el botón indicado en el momento preciso.

Phantasy Star Online 

Dreamcast no fue un sistema muy exitoso, pero implantó, como con Shenmue, algunas de las cosas sin las que hoy no podríamos vivir. Phantasy Star Online fue el pionero en tratar de instaurar el juego online en el mundo de las consolas, algo que ahora parece que siempre ha estado junto a nosotros. Fue en el año 2000 cuando pudimos quedar con amigos virtualmente para ir a realizar misiones juntos. Todo un logro.

Body Harvest

Aunque quien comenzó a normalizar los mundos abiertos en los que podíamos hacer lo que nos viniera en gana fue Rockstar con su Grand Theft Auto III, unos años antes, en 1998, tuvimos Body Harvest. Se trata de un desconocido videojuego de Nintendo 64 que ya nos ofrecía la posibilidad de robar vehículos y sembrar el caos en un mundo a nuestros pies. Un pionero en toda regla pese a no ser muy conocido.

System Shock II

Cuando se lanzó en 1999 los jugadores de shooters en primera persona estaban acostumbrados el frenético ritmo de Doom o Quake. System Shock II, de Ken Levine (BioShock), fue el encargado a añadir a esa fórmula un ritmo más pausado, toques de terror e incluso aspectos roleros, como la personalización de nuestro protagonista. Afortunadamente hay un remake de System Shock en camino que estamos deseando probar.

EyeToy Play

Kinect o PlayStation Move lo intentaron sin demasiado éxito, pero los minjuegos a través de una cámara y nuestros simples movimientos ya tuvieron su momento de gloria mucho antes. Concretamente con la saga EyeToy Play para PlayStation 2, que nos permitía hacer uso de nuestras manos o nuestra cabeza para batirnos en duelo junto a varios amigos. Eso sí, la cámara no era muy precisa en ese 2003 en el que salió.

Publicaciones relacionadas

Cerrar