Videojuegos que te cambian como persona

Videojuegos que te cambian como persona

Lejos del pensamiento de las mentes más tradicionales, los videojuegos no solo son un entretenimiento para pasar el rato. La industria del ocio electrónico ha avanzado a pasos agigantados en los últimos años y nos ha ofrecido historias maduras, narrativas cuidadas y personajes de esos que se quedan en nuestro corazón para siempre. El videojuego ha crecido junto a nosotros y algunas obras han conseguido influir en nuestras personas.

De ello es precisamente de lo que queremos hablarte en el día de hoy, pues lo que te dejamos tras este texto introductorio es un listado de videojuegos que lograron cambiarnos como personas de un modo u otro. Estas son nuestras propuestas personales (aunque creemos que muchos las compartiréis), por lo que te invitamos a que nos dejes aquellos juegos que te han marcado y cambiado en la caja de comentarios.

Silent Hill

A finales del siglo pasado no había mucho donde elegir si eras fan del terror. Resident Evil fue casi la única opción hasta que llegó Silent Hill. En esta ocasión controlábamos a un hombre normal y no a un soldado, lo que lo hacía más vulnerable y terrorífico. Todo daba miedo, pero la sensación se incrementaba como nunca lo habíamos experimentado cuando llegábamos a la otra dimensión. Terror en estado puro.

The Last of Us

Pocos studio tienen la capacidad de marcar a los jugadores como lo hace Naughty Dog a día de hoy. Uncharted 4 fue un cierre colosal a la saga, pero The Last of Us es su obra cumbre. La temática no es innovadora ni especialmente ingeniosa, pero toda la grandeza del título reside en la recreación de los dos personajes más reales que hemos visto nunca en los videojuegos. La relación de Joel y Ellie es una de esas que te marcan de por vida.

Metal Gear Solid

¿Quizá el mejor videojuego de sigilo jamás hecho? Se podría decir sin miedo a equivocarnos, y es que la obra de Hideo Kojima fue la que le elevó al estatus que tiene actualmente. El primer Metal Gear Solid era un derroche de narrativa de calidad, jugabilidad desafiante y divertida, jefes cada vez más elaborados y un final para el recuerdo: la tensión entre Solid y Liquid mientras peleábamos contra un Metal Gear.

Shadow of the Colossus

El que muchos consideran la obra maestra del Team ICO marcó a toda una generación por ser un título único y con un final inolvidable. Se nos obliga a recorrer una tierra vacía en la que debemos matar a dieciséis colosos para poder devolver a la vida a una joven. El final, sin embargo, es de aquellos que se quedan grabados a fuego para toda la vida. Te será imposible sentirte bien tras haber completado la aventura.

Portal 2

Pocos videojuegos nos han desafiado tanto como Portal 2. Tenemos dos armas que abren dos portales diferentes. Con esas herramientas debemos resolver todos los rompecabezas que nos propone Valve y te aseguramos que no será nada fácil. Sin embargo superar cada reto será una satisfacción mayor que la de matar a un jefe de Dark Souls. Por si fuera poco también tenemos que tener en cuenta a GLaDOS.

Mass Effect 2

La segunda entrega de la saga especial de BioWare es una de las mejores obras de ciencia ficción que nos ha dejado la industria en su historia. Las decisiones siempre marcaron la diferencia, aunque jugablemente es muy divertido y argumentalmente una delicia. La verdadera grandeza de Mass Effect 2 estaba en su última misión, en la que dependiendo de tus logros y tus decisiones cualquier personaje del pelotón puede morir o vivir. En pocos juegos lo hemos visto.

Final Fantasy VII

El juego de Square Enix siempre ha estado envuelto en un infinito debate sobre cuál es el mejor título de la saga, pero lo que es indiscutible es su calidad narrativa y cómo influyó en las siguientes entregas. Emocionalmente es todo un mazazo para los jugadores, a lo que hay que añadir algunas de las secuencias y diálogos más desgarradores de la historia de los videojuegos. Una obra maestra indispensable.

Publicaciones relacionadas

Cerrar