Videojuegos que te hacían sentir completamente impotente e indefenso

Atención, este artículo contiene SPOILERS de varios videojuegos.

Algunos videojuegos nos ofrecen una abrumadora libertad de acción, de modo que podemos hacer siempre lo que nos venga en gana. Otras obras, no obstante, optan por ofrecer una experiencia más guiada y, en ocasiones, limitada. A cada jugador le gusta más una u otra, pero lo cierto es que ambas son completamente disfrutables, aunque probablemente las segundas nos hacen sufrir de modos mucho más variados.

En la lista que te presentamos hoy, precisamente, hemos realizado una selección de videojuegos que en un momento concreto de la aventura nos dejaban completamente indefensos o nos hacían sentir impotentes al no poder hacer nada mientras se producía una injusticia. Sin más dilación te dejamos con algunas de nuestras propuestas y te invitamos a que nos dejes las tuyas propias a través de la caja de comentarios.

Soma

El final de Soma, el último videojuego de los creadores de Amnesia, es uno de esos que no se olvida jamás. Nuestro protagonista piensa que al fin va a ser transferido al Arca y podrá escapar de esa pesadilla, pero solo se transfiere una copia de su mente, por lo que su cuerpo queda atrapado en la oscuridad y rodeado de peligros. Un final que pone el bello de punta y que nos hace sentir completamente impotentes.

Dead Space

Pocos videojuegos de terror han comenzado a lo largo de la historia con la potencia con la que lo hizo Dead Space de EA Redwood Shores (actualmente Visceral Games). Y es que tras un accidente en el espacio, Isaac Clarke debía huir a toda velocidad sin ningún arma para defenderse mientras la perseguían los necromorfos. Una vez dentro del ascensor parecía estar a salvo, pero aún le quedaba un mal trago que pasar.

Alien Isolation

Algo similar ocurría en el angustioso y pesadillesco Alien Isolation, con la diferencia de que en este caso ocurría durante toda la aventura. Nuestra protagonista no tenía más remedio que esconderse cuando detectaba que el xenomorfo estaba en las inmediaciones, pues ser detectada suponía una muerte casi segura. Estar dentro de armarios o debajo de mesas es lo más incómodo que puede pasar en un videojuego.

Prey

El reciente Prey ha sido una de las sorpresas de este año y lo ha sido por una jugabilidad al más puro estilo Dishonored y una historia de ciencia ficción muy notable. En el inicio, nuevamente, nos encontrábamos impotentes ante lo que sucedía delante de nuestras narices. Mientras estábamos haciendo unas pruebas de reconocimiento unos alienígenas atacaban a los científicos de las instalaciones y nos dejaban solos.

Mass Effect 2

Podríamos hablar de la misión suicida y de la gran probabilidad que hay de que muera alguno de nuestros compañeros de pelotón, pero en esta ocasión nos quedamos con la fase en la que controlamos a Joker, el piloto de la Normandía. La tripulación está siendo atacada y el frágil Jeff Moreau debe hacer un esfuerzo sobrehumano para salvarlos a todos y, de paso, salvar a la nave para que Shepard y los suyos tengan a donde volver.

Fallout 4

Si lo del inicio de Prey te parecía de hacerte sentir impotencia es que no has jugado a Fallout 4. El título de Bethesda comienza con las bombas atómicas a punto de caer y con nuestro protagonista y su familia entrando in extremis en un refugio de Vault-Tec. Sin embargo, pronto veríamos que era una trampa y que acabábamos criogenizados. Lo peor, no obstante, era ver cómo nuestra esposa o nuestro marido (dependiendo de qué sexo escogiéramos) era asesinado brutalmente mientras secuestraban a nuestro bebé sin que nosotros pudiéramos escapar de la cápsula de criogénesis.

 

Cerrar