Videojuegos que tenían modos de juego ocultos de los que no te diste cuenta

Los desarrolladores de videojuegos nunca se contentan con ofrecernos un título divertido y que enganche, sino que desean que nos quedemos mucho tiempo en su juego gracias a los secretos que han escondido en ellos. Algunos optan por ocultar referencias a otras populares obras o por hacer guiños a sus trabajos anteriores, pero hay otros que prefieren ir más lejos todavía y ocultar incluso modos de juego al completo.

Eso es precisamente de lo que queremos hablarte hoy, de grandes videojuegos que ocultaron en su interior modos de juego o pequeños minijuegos que no eran exactamente fáciles de descubrir. Así es que hoy queremos acercarte algunos de ellos y, como siempre en estos casos, te invitamos a que nos comentes otros que tú conozcas a través de la caja de comentarios y que nos indiques cuál te ha sorprendido más.

Call of Duty: Black Ops 2

De este caso ya te hemos hablado en alguna que otra ocasión. Y es que en el mapa Nuketown de Call of Duty: Black Ops 2 debías disparar en la cabeza a todos los maniquíes para que se desbloqueara una consola con algunos de los juegos clásicos más populares de Activision. Entre ellos encontramos míticos videojuegos como es el caso de Pitfall, Hero, River Raid y Kaboom. Un secreto de los que encanta descubrir.

Metal Gear Solid 3: Snake Eater

La versión original de PlayStation 2 del juego de Hideo Kojima (y ninguna otra versión más) tenía la posibilidad de acceder a un minijuego llamado Savage Guy. Para ello debíamos dejar que Snake se durmiera cuando era capturado por los hombres de Volgin en Groznyj Grad. Para ello debemos dejar el mando quieto y esperar a que se active una secuencia llamada Savage Guy y que tiene una peculiar jugabilidad hack and slash.

Shenmue 2

La saga de culto Shenmue regresará próximamente, pero mientras tanto es el momento de rememorar sus grandes hazañas. Una de ellas fue esconder un minijuego de carreras de patos subterráneas. Para poder acceder a ellas debíamos haber conseguido dos medallas concretas y haber vuelto a hablar con el dependiente de la Tomato Convenience Store. Unos requisitos muy peculiares y un secreto muy particular.

Castlevania: Symphony of the Night

Aunque se trata en realidad del verdadero final del juego, el castillo invertido de Castlevania: Symphony of the Night no es sencillo de desbloquear si no conoces el procedimiento. Debes usar los cristales sagrados para darte cuenta de que Richter no es el verdadero jefe final y que hay alguien moviendo los hilos. Será entonces cuando, una vez derrotado, accedamos al área del castillo invertido y podamos ir a por Drácula.

Grand Theft Auto III

Aunque volar es algo verdaderamente común en la saga GTA, en su momento no era tan sencillo conseguirlo. En la era en la que Internet no era la norma, conseguir que el Dodo volara solo estaba al alcance de los más curiosos. Lo único que debíamos hacer era acudir a Shoreside Vale, montarnos en el Dodo y acelerar hasta que comenzaran a saltar chispas. En ese momento el vehículo comenzaría su peculiar y peligroso vuelo.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Han pasado casi dos meses desde su estreno y Breath of the Wild nos sigue sorprendiendo. Si te diriges al puente raquítico que hay en el Cañón Tanagar podrás encontrar a Modar, un Goron que ha diseñado un completo campo de golf. Con la habilidad de Magnesis podrás atraer la pelota y tratar de meterla en el hoyo en un minijuego oculto que es bastante más complicado de lo que parece a simple vista.

Tekken 5

El nuevo Tekken está a la vuelta de la esquina y nos gustaría que tuviera un modo oculto tan genial como el que tenía Tekken 5. Y es que a través de códigos desbloqueables con trucos, el videojuego de Bandai Namco nos permitía acceder a la versión arcade de Tekken 1, 2, 3 y Starblade. No está nada mal, pues por el precio de un juego podíamos acceder hasta a cinco títulos de la mítica franquicia de lucha.

Publicaciones relacionadas

Cerrar