Videojuegos que tenían absurda publicidad camuflada

Videojuegos que tenían absurda publicidad camuflada

El mundo de los videojuegos, como cualquier otra disciplina artística, está sujeto a intereses económicos y es por ello que en ocasiones se opta por hacer publicidad de forma disimulada (o no tan disimulada) dentro de la propia ficción del videojuego. Marcas ajenas a la compañía desarrolladora o incluso autopromoción son algunas de las técnicas más comunes dentro de la industria.

Es por ello que hoy precisamente queremos acercarte algunos de los casos más flagrantes de publicidad camuflada en los videojuegos. Se trata, generalmente, de juegos con bastante años y en los que la publicidad encubierta no trascendía tanto al no estar presentes las redes sociales, gracias a las cuales estos casos hoy serían prácticamente inviables por la repercusión que tendrían.

Battlefield 4

El estreno (y los meses siguientes) de Battlefield 4 fue desastroso. Los problemas con los servidores lastraron la faceta online del título de DICE, pero el juego aún consiguió peor reputación gracias a una controvertida decisión de Electronic Arts: incluir publicidad de la película de Need for Speed en la pantalla de menú del juego.

Yo! Noid

Lanzado en 1990, Yo! Noid era un videojuego publicitario en toda regla. El protagonista era, precisamente, Noid, la mascota de la franquicia Domino’s Pizza que fue retirada en 1989 por una disputa legal entre la compañía y un hombre apellidado Noid. Pese a ello el juego salió a la venta para la Nintendo Entertainment System.

TMNT II: The Arcade Game

Para nadie es un secreto que a las tortugas ninja siempre les gustó la pizza. De hecho, en muchos juegos de la saga como del que hoy hablamos las pizzas servían como power-up para mejorar nuestras habilidades, pero en el caso concreto de TMNT II: The Arcade Game las pizzas que encontrábamos eran de una marca concreta: Pizza Hut.

Chester Cheetah

Esta aventura en dos dimensiones lanzada en el año 1992 tenía como protagonista a la mascota de la marca de snacks Cheetos. Su misión era ir avanzando al tiempo que recogía ítems que, indudablemente, recordaban a los aperitivos que comercializa la compañía e incluso la barra de vida estaba indicada con snacks de Cheetos.

Zool

Ya hemos visto varios juegos publicitarios, pero pocos tienen tan poco sentido como el que ahora nos ocupa. Y es que en Zool tomábamos el control de un ninja con ojos de gato que aterrizaba sin saber muy bien cómo en un mundo repleto de caramelos… y Chupa-Chups. Sentido jugable tenía poco; sentido comercial sí tenía, no obstante.

James Pond 2

Este videojuego fue uno de los primeros en tener el dudoso honor de ser un título publicitario. El producto que podíamos encontrar eran los Penguin Biscuits, unos bizcochitos que solo llegaron a venderse en Reino Unido. Lamentablemente el juego no se quedó en tierras británicas y lo tuvieron que sufrir jugadores de otros países también.

Sneak King

Y de las pizzas, los caramelos y los bizcochos pasamos ahora a las hamburguesas. En un reciente caso (2006) tuvimos la oportunidad de sufrir Sneak King, un título publicitario de Burger King en el que controlábamos al Rey mascota de la empresa. Con él debíamos movernos sigilosamente y sorprender a la gente con “comida deliciosa”.

Publicaciones relacionadas

Cerrar