Videojuegos que "tomaron prestadas" ideas de otros títulos

Videojuegos que “tomaron prestadas” ideas de otros títulos

Desde que el mundo es mundo y cientos de miles de artistas han tratado de dar vida a obras de ficción hemos tenido un problema generalizado: las ideas se acaban y hay que recurrir a argumentos ya conocidos e historias trilladas para darles una vuelta de tuerca y que puedan sorprender a los aficionados. Como es evidente, esta tendencia también se ha repetido con frecuencia en la siempre prolífica industria del videojuego.

Y es que, más allá de argumentos similares o con paralelismos, a los videojuegos hay que añadirles las mecánicas de juego, que en muchas ocasiones aparecen por primera vez en un título, crean escuela y comienzan a hacerse patentes en todos los juegos del mismo género. Precisamente de ello queremos hablarte hoy, de videojuegos que “tomaron prestadas” ideas y mecánicas de juego de otros títulos.

Uncharted 4: El desenlace del ladrón

En el último título de Naughty Dog tenemos dos ejemplos de lo que hoy os comentamos. Por un lado, en un error garrafal de la compañía, en un tráiler se utilizó un arte conceptual de Assassin’s Creed IV: Black Flag que más tarde fue retirado. Sin embargo, en Uncharted 4 también encontramos el uso de un gancho para escalar al más puro estilo piolet de Lara Croft en el reboot de Tomb Raider.

Rise of the Tomb Raider

Del mismo modo, y en el sentido contrario, el reboot de Tomb Raider también encontramos “parecidos” con la saga Uncharted. La estructura de la trama del segundo título de la franquicia se parece en exceso a la de Uncharted 2 (que casualmente también transcurre en la nieve), mientras que la portada de Rise of the Tomb Raider para PS4 tenía grandes similitudes con la de Uncharted: The Nathan Drake Collection.

Duke Nukem

Cuando la saga del inolvidable Duke aún era un plataformas de scroll lateral se comprobó que sus responsables habían usado assets (activos) tanto de Mega Man como de Turrican. Se pudo comprobar en los efectos de los proyectiles o en los objetos ambientales. Sin duda eso de “tomar prestados” elementos de otros juegos va muy con la personalidad de Duke, pero se podría haber metido en un buen lío.

Orion: Prelude

Este videojuego que fue publicado en Steam se metió en el lío en el que no cayó Duke Nukem. Y es que Activision les pilló con las manos en la masa: uno de los artistas de la obra había utilizado armas de Call of Duty: Black Ops 3 y Call of Duty: Advanced Warfare para el armamento de su videojuego. Cuando se demostró, el artista encargado fue automáticamente despedido, pero el juego ya había caído en desgracia.

Flappy Bee

Quién iba a pensar que un juego con este nombre podía ser una copia de Flappy Bird. No habría tenido mayor importancia de no ser porque el título llegó a ser número tres en ventas en la AppStore. No había que ser un lince para darse cuenta del personaje protagonista, las mecánicas de juego e incluso los menús de juego eran completamente idénticos a Flappy Bird. Si vas a robar, al menos disimula un poco…

Quick Time Events

Pasamos de títulos concretos a algo más general. Y es que Shenmue tuvo el dudoso honor de introducir los detestados Quick Time Events (pulsar el botón indicado en el momento preciso) en el mundo de los videojuegos. Aunque inicialmente eran una mecánica con potencial, lo cierto es que hay juegos que ya solo hacen uso de ella para poder desarrollarse, por lo que estamos ante obras muy limitadas en lo jugable.

La cámara al hombro

Resident Evil era la saga de terror por antonomasia, pero a partir de la cuarta entrega numerada se convirtió también en un referente para los títulos de acción en tercera persona. Desde el lanzamiento de Resident Evil 4 todos, absolutamente todos los grandes videojuegos de acción en esta perspectiva han hecho uso de la cámara al hombro como método de apuntado. Esto es crear escuela y el resto son tonterías.

Publicaciones relacionadas

Cerrar