Videojuegos que tuvieron un desarrollo infernal pero que acabaron viendo la luz

Cualquier persona que esté metida en el mundo del ocio electrónico sabe que desarrollar un videojuego es una tarea titánica, costosa y peliaguda. Aunque se tenga clara la idea de lo que se quiere hacer se necesita a un grupo grande de personas con conocimientos en cada uno de sus campos. Si nos vamos al terreno de los triple A la cosa se pone todavía más complicada, pues los desarrollos pueden convertirse en auténticas pesadillas.

Eso es precisamente de lo que queremos hablarte en el día de hoy, pues lo que encontrarás en la lista que te dejamos a continuación es una selección de videojuegos que tuvieron un desarrollo absolutamente infernal pero que aun así consiguieron acabar viendo la luz y pudiendo ser comprados por los usuarios. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y te invitamos a que nos digas qué te parecieron estos juegos a través de la caja de comentarios.

Final Fantasy XV

El más exitoso de los videojuegos que encontrarás en esta lista probablemente sea Final Fantasy XV. Inicialmente el proyecto tenía otro nombre, pero tras más de una década de desarrollo, rumores de cancelación y otras muchas controversias el videojuego de Square Enix acabó viendo la luz a finales del año 2016. Fue un título notable y desde entonces ha recibido gran cantidad de contenidos de mucha calidad. Casi imprescindibles.

The Last Guardian

Algo similar ocurrió con The Last Guardian, la última obra del Team ICO. Fumito Ueda comenzó a hablar de este título como juego para los primeros años de vida de PlayStation 3, pero no fue hasta casi una década después cuando pudimos disfrutarlo en PlayStation 4, a finales de 2016. Tuvo algunos problemas de rendimiento y recibimiento, pero en general es un videojuego precioso que deberías jugar sí o sí.

Aliens: Colonial Marines

El caso opuesto a los dos comentados hasta ahora es el de Aliens: Colonial Marines. Gearbox y Sega tuvieron que pasar por muchas dificultades durante el desarrollo, pero los materiales promocionales auguraban un gran videojuego. Lo que nos encontramos al final no tenía nada que ver y, downgrade aparte, el título era un shooter de lo más genérico y tenía una inteligencia artificial enemiga catastrófica. Fue un fracaso.

L.A. Noire

Cualquiera que haya jugado a L.A. Noire sabe que el videojuego tiene algunos problemas a medida que avanza la historia, pero en general es un concepto de juego muy atractivo y divertido. Pocos alcanzarían a imaginar que el desarrollo fue tan horrendo que, a la postre, acabó con el cierre de Team Bondi. Muchos miembros del estudio australiano denunciaron que les obligaban a hacer jornadas maratonianas para poder cumplir con los plazos requeridos.

Fallout 3

Una de las obras maestras del rol occidental de nuestro tiempo tuvo un comienzo complicado. Black Isle Studios, compañía creadora de la saga Fallout, estaba desarrollando su propio Fallout 3, pero el proyecto fue cancelado cuando Bethesda se hizo con la empresa y la franquicia. Bethesda comenzó su propio Fallout 3, reorientado como un RPG de acción, y ahora sabemos que fue todo un acierto por su parte.

Alan Wake

Una de las mejores (e infravaloradas) obras de Xbox 360 fue Alan Wake, el videojuego desarrollado por el estudio finés Remedy. El título soportó y aguantó un desarrollo de más de seis años. Inicialmente fue concebido como un juego de mundo abierto, pero las complicaciones obligaron a limitar la jugabilidad y a simplificar las mecánicas. Pese a todo quedó un videojuego de lo más divertido, intrigante y apasionante narrativamente.

Publicaciones relacionadas

Cerrar