Videojuegos que vaticinaron el futuro hace años

Es cierto que la capacidad de Los Simpson de adelantarse al futuro es algo que ya todos conocemos de sobra y que merece siempre mención; pero no son los únicos que tienen ese don para vaticinar acontecimientos. Por sorprendente que parezca, los videojuegos también han sabido dar en todo el centro de la diana con cosas que parecían imposibles de alcanzar en el momento de su lanzamiento.

Ya no nos referimos solo a datos vagos o sucesos que cabrían dentro de la lógica, sino también de fechas concretas para conflictos bélicos y otras tantas situaciones que se han dado o que apuntan a darse en los próximos años. No sabemos cómo, pero los guionistas que construyeron estos argumentos supieron analizar a la perfección el contexto a nivel global o, al menos, acertar aunque fuera de forma totalmente aleatoria.

A continuación os dejamos con una selección de grandes videojuegos que vaticinaron el futuro. Títulos de gran renombre que, incluso en pequeños detalles, dieron con la tecla a la perfección.

 

Final Fantasy VIII

En una de las primeras misiones del RPG de la, por entonces, veterana Squaresoft, Squall y compañía acuden a Dollet. En una de las conversaciones se habla de la muerte de la televisión convencional y el uso de cable HD para la transmisión de señal en alta definición. El uso de un sistema online para mostrar contenido audiovisual en los televisores del que se hablaba en Final Fantasy VIII gana más impacto todavía si nos fijamos en su fecha de lanzamiento: 1999. YouTube tardó 6 años en llegar.

 

Command & Conquer: Red Alert 2

El arte mostrado en la caja de este título de estrategia para PC apuntaba a un fortísimo conflicto en la ciudad de Nueva York. Salió a la venta en el año 2000, y uno de los símbolos clave de la ilustración que se muestra en el packaging son las Torres Gemelas, a punto de caer fruto de un ataque repleto de explosiones y un bombardeo. Solo un año después vimos cómo un ataque hacía derrumbarse dichas torres en uno de los momentos más oscuros y tristes del siglo XXI.

 

Metal Gear Rising: Revengeance

El hack 'n slash protagonizado por Raiden tiene un encontronazo final con el senador Steven Armstrong. En la breve conversación que el protagonista y el jefazo tienen, este pisotea a nuestro personaje, reteniéndolo en el suelo mientras recita parte de su discurso y el eslogan de su campaña publicitaria. La mayor perla de su retahíla es la frase: «¡Harán que América vuelva a ser grande!», lo que en el original queda tal que así: «They'll make America great again!». ¿Os suena?

 

Ghost Recon

Salió a la luz en 2001 como el primer juego bajo el sello Ghost Recon. El conflicto principal de Tom Clancy's Ghost Recon es el ocurrido entre Georgia, Rusia y otros países bálticos. Parece la trama típica de una película de ficción; pero el hecho de que la accióno transcurra en el año 2008, año en el que sucedió el conflicto real entre estos países, es algo que resulta bastante sobrecogedor.

 

Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty

La gran clave de la historia protagonizada por Raiden es el gran espionaje que Sons of Liberty está realizando a la población, con las divagaciones sobre el clonaje y el génoma humano. Este hecho fundamental para el argumento ha tenido su réplica en nuestro mundo, con la revelación del espionaje realizado por la NSA a la población, la trama destapada por Edward Snowden que hizo saltar todas las alarmas aunque, con el tiempo, se haya disuelto en el aire.

 

Metal Gear Solid

Otro tanto a favor de Metal Gear y de Hideo Kojima. Dada la leyenda que se construyó alrededor de Big Boss, se crearon unidades de élite conformadas por soldados inyectados con células de este individuo para que su ADN se pareciera al de él, convirtiéndolos en soldados mucho más preparados, alerta y en mejor forma. Actualmente, este tipo de terapia genética se utiliza con fines médicos y está comenzando a cosechar interesantes resultados. Será cuestión de tiempo que se extienda al ámbito militar, si no lo está haciendo ya.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar