Si te gusta Studio Ghibli, tienes que conocer estos videojuegos

Algunos videojuegos tienen el sello de Miyazaki en su arte.

Cuando hablas de Hayao Miyazaki es imposible no hablar de Studio Ghibli. Si hay un referente en la animación japonesa ese es Miyazaki e incluso Europa miró hacia el país nipón con producciones como Sherlock Holmes o la popular Heidi. Era una admiración recíproca ya que Miyazaki encontraba inspiración para sus historias en los países europeos como Suiza. También intentaría conseguir los derechos de Pippi Calzaslargas, pero su viaje a Suecia fue infructuoso. El creador de Studio Ghibli comenzó su carrera en Toei, donde conoció a Isao Takahata. Juntos desarrollaron la película Las aventuras de Horus, Príncipe del Sol y a pesar del descalabro en taquilla, volvieron a coincidir poco más tarde en uno de los anime más queridos de los japoneses: Lupin III.

El ladrón de guante blanco más gamberro se hizo un hueco enorme en el corazón de los espectadores, siendo uno de los «villanos» favoritos de anime aún hoy en día. Más tarde se convertiría en una película, pero antes de ello Miyazaki dirigió su primera serie en 1978 llamada Conan, el niño del futuro que tuvo su propio videojuego en 1992. Unos años más tarde, fundarían Studio Ghibli y su primer largometraje fue Nausicaä del Valle del Viento. Con mayor o menor participación, Miyazaki ha contribuido en la industria del videojuego con adaptaciones de sus obras y el diseño de otros personajes memorables. Eso sí, pocos saben que estuvo a punto de lanzar un videojuego con Nintendo, pero su agenda le impidió seguir en el proyecto. Aquí podrás ver los juegos que de alguna forma llevan el sello Ghibli.

Lupin III

Desde 1980 y en pleno apogeo de las recreativas, Lupin III se hizo un hueco entre los clásicos juegos de lucha, conducción o marcianitos. Sin embargo, fue en 1983 cuando el estilo de Miyazaki se vio en toda su esencia en una de estas máquinas. Cliff Hanger era una película interactiva que utilizaba diseños originales de la serie para que los jugadores pudieran interactuar de una forma limitada con la historia. Famicom, SEGA Saturn, o PlayStation sólo son algunas de las plataformas por las que pasaría este ladrón, aunque ya desvinculado del apellido Miyazaki que codirigió sólo 14 episodios.

Nausicaä del Valle del Viento

Nausicaa del Valle del Viento, juego MSX

Es considerada la primera película de Studio Ghibli y tuvo su internada en los videojuegos en PC-6001, MSX y PC-8801. A raíz del estreno de la película, se lanzaron hasta 3 entregas de modesta acogida. Se trataba de un juego de scroll lateral con los personajes principales que realmente no hacía ninguna justicia a la obra de Miyazaki. Pero es importante conocerlo para entender el desencanto del artista con estas adaptaciones.

Conan, el niño del futuro

Aún no había fundado Studio Ghibli cuando Miyazaki creó este anime. La serie está inspirada en la novela La marea increíble y consta de 26 episodios. En 1992 se hizo un videojuego en formato Súper CD-Rom y en 2005 dio el salto a PlayStation 2, uno de los mejores catálogos de la historia de los videojuegos. Mientras que el primero se basaba en el clásico plataformas, el segundo emulaba el estilo de Miyazaki en 3D. Aunque nunca llegaría a Occidente, tampoco fue un lanzamiento esperanzador para los fans de Miyazaki.

Jade Cocoon

Jade Cocoon

El 3D estaba en su momento glorioso con juegos como Tomb Raider o Metal Gear Solid. El salto gráfico era más que evidente y los RPG siguieron esta misma línea visual. Entonces se desarrolló Jade Cocoon: La historia de la Tamamayu en exclusiva para PlayStation. Studio Ghibli era el reclamo de este juego que lucía personajes diseñados con ese toque tan personal. El resultado fue tan efectivo y vistoso que desarrollaron una secuela para PS2, pero no cumplió con las expectativas. El protagonista es Levant, un joven Cocoon Master cuyo trabajo es capturar y purificar a los Minions, que también pueden ser usados en ataque. Este franquicia tiene además un juego de móvil de 1999 que sólo se lanzó en Japón.

Magic Pengel y Graffiti Kingdom

Magic Pengel

En plena fiebre por los RPGs, Taito contó con la colaboración de Studio Ghibli para lanzar un videojuego diferente a todo lo que se conocía: Magic Pengel: The Quest for Color. De nuevo se podía coleccionar monstruos como en Jade Cocoon y el jugador podía dibujar con un puntero el cuerpo y otras características de la criatura para luchar más tarde con ella. Pero el arte era su punto fuerte, donde combinaba el cel-shading con gráficos 3D. Ciertamente no se había visto nada igual. Más tarde y con la misma premisa, llegaría en 2004 su secuela llamada Graffiti Kingdom, donde colaboró Yasunori Mitsuda (Chrono Trigger), entre otros.

Ni no Kuni

Oliver

Se hizo de rogar, pero por fin los fans de Studio Ghibli podían disfrutar del arte del prestigioso estudio en un videojuego. Level-5 colaboró con Studio Ghibli para concebir un maravilloso juego RPG que desprendía arte por todos sus píxeles. Ni no Kuni: La ira de la Bruja Blanca se lanzó en 2010 para Nintendo DS y más tarde en PlayStation 3. Es la mejor herencia que ha dejado Studio Ghibli a los amantes de los videojuegos. Sin embargo, extrañamente no participó en la secuela de 2018, cuyo productor dijo que no podían utilizar el nombre de Studio Ghibli porque se estaban tomando un descanso durante el desarrollo de Ni no Kuni II: El renacer de un reino. A pesar de eso, hay varios artistas del estudio que participaron en el juego y por tanto están en los créditos como Joe Hisaishi o Yoshiyuki Momose, compositor y animador de El viaje de Chihiro respectivamente.

Bonus track: Baldo

Si bien no tiene nada que ver con Studio Ghibli, sólo hace falta ver un segundo de su tráiler para comprobar las referencias artísticas de este título RPG. Con un apartado gráfico preciosista, Baldo utiliza el cel-shading y rescata esa estética mágica tan característica de Miyazaki. Baldo llegará a todas las plataformas, pero adelantó su lanzamiento en Nintendo Switch para este verano.

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.

Publicaciones relacionadas

Cerrar