Videojuegos tan extraños que acaban resultando geniales

Lo normal está sobrevalorado. La mayoría de videojuegos que recibimos mes a mes son obras divertidas pero indudablemente continuistas con todo lo que hemos visto con anterioridad. Es precisamente por ello que muchas compañías desarrolladoras prefieren apostar por experiencias jugables o historias completamente rompedoras. De hecho, muchos de estos juegos pueden parecer increíblemente extraños a primera vista.

Sin embargo, a medida que profundizas en ellos te das cuenta de que son una auténtica maravilla, aunque no te lo esperaras. Es precisamente de ello de lo que queremos hablarte en el día de hoy, pues lo que encontrarás en la lista que te hemos dejado tras este texto es una selección de videojuegos tan extraños que acababan siendo una genialidad. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y te invitamos a que compartas con nosotros las que se te ocurran a ti.

Deadly Premonition

Access Software se sacó de la manga un videojuego que, siendo sinceros, no entraba por los ojos. Gráficamente parecía de otra generación y jugablemente también dejaba bastante que desear. ¿Por qué destacaba entonces? Su enrevesada y loca historia al estilo Twin Peaks es una de las grandes obras de arte de los últimos tiempos en los videojuegos, a lo que hay que añadir unos giros de guión que nos mantienen pegados a la pantalla sin poder evitarlo.

Catherine

Los chicos de Atlus siempre se han caracterizado por dar a luz a obras de lo más impactantes. Catherine fue una de ellas. Sueños, pesadillas, surrealismo y mucha locura en un videojuego que se atrevió a meterse de lleno en un terreno que pocos (desgraciadamente) todavía se atreven a pisar: el erotismo. Una historia muy bien llevada que nos mantiene en vilo y pone en nuestras manos lo que debe ocurrir.

I Have No Mouth, and I Must Scream

Basado en la historia corta de Harlan Ellison, I Have No Mouth, and I Must Scream es un videojuego de lo más poderoso en lo narrativo. Una inteligencia artificial ha acabado con toda la raza humana a excepción de cinco personas. En su piel deberemos tomar decisiones y experimentar con la ética y la moral para demostrar que la humanidad es mejor que las máquinas y que merecemos la oportunidad de redimirnos y volver a empezar.

The Beginner’s Guide

William Pugh ya nos demostró cómo se las gastaba con The Stanley Parable. Probablemente muchos no habían jugado a nada tan extraño en su vida, pero entonces llegó The Beginner’s Guide, un videojuego que recopila pequeños juegos creados por un supuesto amigo del creador y que cuentan una historia narrada por el propio Pugh. ¿Es ficción, realidad o se refiere a sí mismo? Nunca lo sabremos y eso es lo que más nos gusta de él.

Hatoful Boyfriend

Las novelas gráficas han presentado todo tipo de argumentos absurdos a lo largo de la historia de los videojuegos, pero es probable que Hatoful Boyfriend se lleve la palma. El título nos pone en la piel de una joven que acude a un instituto para pájaros. Sí, como lo has oído. Allí no solo deberemos estudiar para sacar buenas notas, sino que deberemos trabar amistad e incluso relaciones amorosas con muchos de los pájaros.

Dream Daddy: A Dad Dating Simulator

Ha habido muchos simuladores extraños en los últimos tiempos que nos han permitido ser cabras, barras de pan o granjeros. Sin embargo ninguno de ellos llega a la brillantez de Dream Daddy: A Dad Dating Simulator, un videojuego en el que encarnamos a un padre que se acaba de mudar a un nuevo barrio con su hija y debe quedar para conocer a otros papás de la zona. Divertido, variado y sorprendente de un modo que no imaginas.

 

Cerrar