Videojuegos y violencia, el cuento de nunca acabar

Videojuegos y violencia, el cuento de nunca acabar

Aunque se trata de un campo en constante expansión, los videojuegos no acaban de ser bien vistos por los medios de comunicación más tradicionales. Cada año cosechamos decenas de ejemplos, pero el reciente atentado producido en la ciudad alemana de Múnich les ha hecho llegar demasiado lejos.

Algunos medios españoles destacaron que el autor de la masacre era aficionado a los videojuegos y que se inspiró en ellos para perpetrar sus terribles crímenes. Mañana, en nuestra nueva columna de opinión hablaremos sobre esa injustificada demonización del ocio electrónico, como de la superioridad moral de quienes juzgan a los jugadores del fenómeno mundial Pokémon GO.

Mientras esperas a nuestro nuevo artículo de opinión queremos conocer qué piensas tú sobre la demonización de los videojuegos por parte de los medios convencionales, que parece no tener fin. ¿Crees que hay alguna base que sustente la relación directa entre violencia y videojuegos?

Cerrar