Villanos de videojuegos que resultaron no ser tan malos como parecían

Villanos de videojuegos que resultaron no ser tan malos como parecían

Enemigo, villano, rival, jefe final… Da igual el nombre que le pongas, sabes a lo que nos referimos. En la grandísima mayoría de videojuegos hay una figura principal que ejerce el papel totalmente opuesto a nuestro protagonista, un enemigo que aparece como el gran culpable de complicar la vida al mundo o al personaje que manejamos.

A veces, que no todas, resulta que este rival no es tan malo como pensábamos. De hecho, si nos metiéramos en su piel, quizá habríamos actuado igual o incluso habríamos sido peores que él. Muchos enemigos esconden bondad en sus actos, por mucho que parezca que están ahí para ser toda una amenaza a aquello que nos rodea, o más bien a nuestros intereses.

Hoy, en AlfaBetaJuega, vamos a hablar de ellos en este listado que tenemos a continuación. Hemos reunido a villanos de videojuegos que resultaron no ser tan malos como parecían. Porque sí, en los juegos las apariencias también engañan.

 

Rey Dedede – Kirby

Para este rey pingüino (hipermusculado en Star Allies), debemos viajar exactamente a Kirby: Nightmare in Dreamland. Aquí, se le coloca como el villano por haber robado la varita de la Fuente de los Sueños y así impedir a todo el reino tener la capacidad de soñar. Sin embargo, el auténtico motivo por el que lo había hecho era por Nightmare, el auténtico enemigo que se escondía y quería devorarlo todo con pesadillas.

 

GlaDOS – Portal

Vale que sea sarcástica a rabiar y tenga un carácter pasivo-agresivo bastante peculiar, vale también que sus pruebas nos coloquen al borde de la muerte una y otra vez. Pero, vamos a pensarlo fríamente. GlaDOS es un robot y, como tal, lo único que hace es seguir el programa que le ha sido establecido. La maldad no es algo que entra en su labor, aunque tenga la mente de Cave Johnson en su interior. Solo hace su trabajo.

 

Revolver Ocelot – Metal Gear Solid

Las apariencias engañan. Este personaje, que apareció en Metal Gear Solid como alguien cruel, capaz de torturarnos sin parar bajo la amenaza de matar a nuestra compañera, resultó tener unos planes mucho más buenos de lo que pensábamos. Su misión era ayudar a Big Boss y evitar que los Patriots tomaran el control de todo, aunque esto implicara convertirse en el principal enemigo del mundo entero.

 

Reina Myrrah – Gears of War

Puede que los Locust se consideren el gran enemigo en Gears of War, pero su líder, la reina Myrrah, solo velaba por ellos como lo haría una madre por sus hijos. Lambent seguía creciendo y amenazando con acabar con todo ser vivo y ella, desesperada, trató de llegar a un acuerdo com Adam Fenix. Todo lo que acabó sucediendo fue un conflicto con el único fin de preservar una raza, aunque se tratara de imponer sobre las demás.

 

Luciérnagas – The Last of Us

Su comportamiento distaba de ser el más adecuado, pero su objetivo era claro y sencillo. Las Luciérnagas querían salvar a la humanidad del Cordyceps que estaba acabando con todo. Ellie, inmune a este, se convirtió en su objetivo. Ya que podía ser la clave para acabar con esta horrible plaga, sin embargo, Joel se negó a que experimentaran con ella. Puede que no hubieran logrado nada, pero al menos su intención era resolver el gran problema de este parásito.

 

Haytham Kenway – Assassin's Creed III

Este personaje de Assassin's Creed III resulta ser parte de los Templarios, la orden con la que los Assassins llevan enfrentados desde hace siglos. Puede parecer que, automáticamente, es nuestro enemigo en esta entrega; sin embargo, su objetivo no es otro más que intentar unficiar a ambos grupos para encontrar un equilibrio, algo que deje de llevarse por delante vidas inocentes y traiga paz y armonía. Ni asesinos ni templarios han demostrado ser capaces de hacerlo por su cuenta, con unas cotas de egoísmo que salen demasiado caras a la humanidad.

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar