Watch Dogs: Legion tiene un bug que rompe el juego en Xbox One X

Ubisoft asegura estar trabajando ya en una actualización para arreglar este problema.

Hoy, jueves 29 de octubre, las calles de Londres han sido tomadas por Albion. Watch Dogs: Legion sale ya a la venta y, si todavía estás dudando con él, ya puedes leer nuestro análisis para enterarte de si es un título que vale la pena o no. Además de eso, vas a tener que andarte con ojo si eres un jugador de Xbox One X, ya que se ha encontrado un bug en Watch Dogs Legion que rompe el juego si lo juegas en la consola de Microsoft.

404, la misión que rompe Watch Dogs: Legion en Xbox One X

El portal Eurogamer ha informado sobre este fallo. Según indican, una de las misiones que hay en la campaña principal, tras superar la franja de las 6 horas de juego aproximadamente, provoca que aparezca un mensaje de error en Xbox One X instando al reinicio de la consola por motivos de sobrecalentamiento. La misión en concreto se llama 404. Sí, como el error.

Impresiones Watch Dogs Legion 09
Día Cero es importantísimo en Watch Dogs Legion

Es la única versión que tiene este problema, aunque también hay usuarios que alegan haber tenido algún que otro fallo menor jugando en PS4 Pro. Desde Ubisoft aseguran estar al tanto de la situación: «Estamos al tanto de este problema, y habrá un parche que se lanzará el 30 de octubre y debería ser de ayuda». Esa ha sido la respuesta dada a Eurogamer al contactar con ellos en relación con este asunto.

Un pequeño, pero importante, problema que se arreglará en un plazo máximo de 24 horas. Por su parte, los usuarios de la next-gen podrán estar tranquilos. De hecho, Watch Dogs: Legion se verá bastante mejor en PS5 y Xbox Series X para quienes prefieran disfrutar de una Londres futurista todavía más realista.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar