Windows 10 no se apaga por completo, pero así puedes forzar que lo haga

Windows 10 no se apaga por completo, pero así puedes hacer que lo haga

Cualquiera diría que apagar no es un término ambiguo. Es terminar con la actividad de un dispositivo, pasar del 1 al 0, dejarlo inerte y sin que le llegue alimentación. Es un concepto fácil, pero que a Windows 10 se le escapa. El botón de apagar del sistema de Microsoft, en realidad, no sirve para apagar, sino para dejar suspendido el ordenador y así llevar a cabo un «arranque rápido» en la próxima sesión. Es decir, si tienes habilitada esta característica.

No hay nada que objetar a esto, pero es posible que alguna vez quieras asegurarte de que tu sistema se apaga por completo como lo ha hecho toda la vida. Para ello, desde la web How-to Geek indican cómo conseguir este apagado, que puede venirnos bien si tenemos «un fallo en un driver o algún bug de clase baja en el software», y que con el que apagado que practica Windows 10 no se soluciona.

Una solución es, simplemente, reiniciar el ordenador, puesto que el proceso no es el mismo que el del apagado tradicional. Pero si lo que quieres es un apagado por completo, puedes hacerlo pulsando la tecla Mayúsculas mientras seleccionas Apagar en Windows. Esto funciona en en menú de Inicio, en la pantalla de inicio de sesión o tras pulsar Ctrl+Alt+Supr. También puedes solicitar un apagado completo a través de un comando. Invoca la consola de comandos y escribe shutdown /s /f /t 0.

Si lo que quieres, en cambio, es deshabilitar el arranque rápido, pulsa Inicio, escribe «encendido» para acceder a la opción de Configuración de encendido y energía, y en ella a Más ajustes de encendido. Allí podrás configurar qué hace exactamente el botón de encendido y hacer que se desactive el arranque rápido. Así, tu sistema será capaz de desconectar del todo, que siempre viene bien.


 

Publicaciones relacionadas

Cerrar