Wonder Boy, mañana en nuestro AlfaBetaRETRO

Wonder Boy, mañana en nuestro AlfaBetaRETRO

No siempre fue Sonic la imagen de marca de Sega. Hubo un tiempo en el que ese papel lo ocupaba Alex Kidd, el orejudo devorador de onigiris de puños como martillos pilones. Y también, de un modo más extraoficial, por un chavalote con cierta inclinación a correr y saltar cual cabra montesa antes de darse cuenta de que explorar castillos y luchar con dragones también era lo suyo. Por eso, mañana en nuestro AlfaBetaRETRO hablaremos de otro clásico como es Wonder Boy, la recreativa original.

Ahora que el personaje está teniendo una segunda juventud gracias a los remakes de precisamente este juego y de Wonder Boy III: The Dragon's Trap, vamos a asomarnos a los orígenes de esta franquicia de Sega a medias con Westone que tuvo una curiosa ramificación en los sistemas de la competencia debido al reparto de los derechos sobre título, mecánicas de juego y personaje. 

Disponte a correr como no has corrido en tu vida por diversos niveles de toda clase y saltar por rocas, sobre acantilados y hasta por las nubes mientras lanzas hachas a los enemigos y te pones hasta arriba de frutas para reponer energías en una lucha contra el reloj y la fauna local. Y si notas que te invade la vena ochentera, está la opción de subirse a un monopatín y ser el niño prehistórico más radical de los alrededores. 

Mañana en nuestro AlfaBetaRETRO te esperamos para revisitar Wonder Boy. No faltes.

 

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar