Wonder Woman: Los secretos más oscuros detrás de la superheroína

Wonder Woman: Los secretos más oscuros detrás de la superheroína

Este viernes se ha estrenado, por fin, la esperada adaptación cinematográfica de Wonder Woman, que ha causado sensación en aquellos países en los que está disponible desde hace semanas. Aprovechando esta circunstancia, hemos querido husmear en el pasado del personaje para darte a conocer algunos de sus secretos más oscuros.

A continuación hallarás curiosidades de todo tipo relacionadas tanto con su creador, William Moulton Marston, como con otros aspectos del personaje, que desde su primera aparición en los cómics se convirtió en todo un fenómeno. Sin embargo, algunas de sus habilidades se han tornado en alguna ocasión en su contra, tal y como verás en el siguiente listado.

Sin más dilación, te invitamos a sumergirte en el universo de este fascinante personaje desde una perspectiva que probablemente no habías explorado y que nos ha permitido conocer ScreenRant. ¿Cuál de estos pequeños secretos te ha llamado más la atención?

Wonder Woman nació de una infidelidad de Zeus con Hippolyta.

Su nombre original fue Suprema, The Wonder Woman, aunque la primera parte se descartó antes de aparecer en el cómic All Star Comics #8. 

Su creador, William Moulton Marston, afirmaba que las mujeres eran más capaces mentalmente que los hombres aunque también más felices si eran sumisas.

Marston vivía con dos mujeres: Sadie Elizabeth Holloway, considerada su esposa, y Olive Byrne, una exalumna con la que también tenía una relación.

El ideólogo del personajetambién era asiduo a las hermandades, unas reuniones que también aparecían en los cómics de Wonder Woman.

Los cómics de Wonder Woman tuvieron al villano con estareotiipos más racistas de los años 60, un huevo comunista chino llamado Egg Fu y más tarde renombrado Chang Tzu.

En un cómic, Diana perdía la memoria y, tratando de recuperarla, averiguaba que tenía a una hermana afroamericana. Fue un intento por aportar diversidad que, sin embargo, se desechó inmediatamente.

A lo largo de las décadas, Wonder Woman ha tenido que enfrentarse a múltiples peligros con un vestuario más bien escueto que su creador decidió proporcionarle.

NBC decidió rechazar, en el año 2011, un episodio piloto de una serie en la que Wonder Woman decidía vivir como una mujer normal.

El personaje contó con una serie de cómics que se promocionaba como "la nueva Wonder Woman", una historia en la que Diana vestía como una mujer moderna que priorizaba el amor a sus responsabilidades de superheroína.

Después de protagonizar tramas de lo más desconcertantes, esta serie de cómics apostó por la reincorporación de Wonder Woman a la Liga de la Justicia acompañada del resto de integrantes del equipo. 

La superheroína fue, durante dos meses, embajadora honoraria de las Naciones Unidades, aunque los responsables de la institución acabaron echándose atrás porque el personaje no era "cercano y sensible".

Los brazaletes de sumisión de Wonder Woman permiten que la heroína controle su poder cuando no está combatiendo contra el villano de turno o intentando salvar al mundo. Sin embargo, y sin ánimo de realizar ningún tipo de spoiler, en la última película hemos visto cómo esta circunstancia no siempre se cumplía.

Si la debilidad de Superman es la kriptonita, la de Spider-Man Mary Jane y la de Batman el nombre de Martha, la de Wonder Woman son sus propios brazaletes. En los cómics pudimos ver que, cuando estos se tocaban al ser atada con las manos a la espalda, su poder era anulado.

En los cómics pudimos ver cómo las enormes capacidades de Diana quedaban reducidas a trabajar como secretaria para la Liga de la Justicia. Afortunadamente, acabó uniéndose al resto en la lucha.

Publicaciones relacionadas

Cerrar