World Magic Cup: Así fue el campeonato mundial de Magic

Hace veintidós años un profesor de matemáticas llamado Andrew Garfield diseñó un juego de cartas coleccionables al que llamaría Magic: The Gathering, o Magic: El Encuentro en lengua española, lo que no se imaginaba era el éxito que iba a llegar a conseguir gracias a él. Hoy día Magic sigue estando presente, y cada vez son más las personas que se acercan a jugar para quedar atrapados por sus mecánicas, hasta tal punto en que se organizan torneos competitivos a lo largo del mundo. Este pasado fin de semana se celebraba en la ciudad española de Barcelona la World Magic Cup, una competición que reunió a 70 selecciones de todo el mundo para disputarse el título del mejor equipo del planeta. Alfabetajuega estuvo allí para seguir la competición desde la primera línea.

La World Magic Cup es el único torneo de los que se celebran a lo largo del año en el que se forman equipos, ya que normalmente las competiciones suelen ser individuales, por eso es tan especial. Cada selección participante está compuesta por cuatro integrantes, elegidos por la cantidad de puntos que han ido acumulando a lo largo de la temporada de torneos que se ha ido realizando, siendo el capitán del equipo el que más puntos tenga. Pese a lo que se pueda suponer, en la Magic World Cup hubo representación española, un equipo formado por Alejrandro Dupuy, Alfredo Rodríguez y Daniel Vicente, capitaneados por Antonio del Moral, un joven jugador de 21 años conocido en el mundo de Magic por ser el primer español en ganar un Pro Tour.

La competición tuvo lugar a lo largo de tres días, en cada uno de ellos sólo jugaban tres de los cuatro jugadores que componen la selección del país correspondiente, siendo este último jugador el que hará de apoyo al resto, ya que podrá ayudar y aconsejar a sus compañeros de equipo mientras transcurre la partida. Durante la mañana se jugaba formato sellado, en el que cada jugador abría seis sobres de la última colección de Magic, “Batalla por Zendikar”, y se formaba una baraja lo más competitiva posible con las cartas que había obtenido. Este formato es genial para una competición de este calibre, pues se pone a prueba la capacidad de los jugadores para construir barajas con unos recursos un tanto limitados. 

En la mayoría de los diferentes formatos de Magic hay una máxima, y es la de que no puedes jugar más de cuatro copias de una misma carta en una baraja, una regla que cambia en la Magic World Cup para dar lugar al formato que se jugaba en las rondas de por la tarde: el estándar unificado. En esta variante, la regla de las copias cambia a que no se pueden usar más de cuatro copias de una carta en todas las barajas del equipo, lo que da lugar a mazos más variados y que apenas tengan que ver, ya que si uno de estos mazos depende de un par de cartas que le dan la victoria fácilmente, si este tiene menos copias para dárselas a un compañero que también las usa, la baraja en cuestión pierde solidez, y por tanto no estará a la altura de sus adversarios.

Dinamarca, la actual campeona, partía como favorita junto a países como Estados Unidos o Japón, lugares donde Magic tiene una gran base de jugadores. Pero los ojos también estaban puestos en España gracias al reconocido mérito que obtuvo Antonio del Moral por haber ganado el Pro Tour y que la World Magic Cup se celebraba por primera vez en nuestro país. 

El fin de semana estuvo lleno de sorpresas, que se sucedieron desde el primer día de torneo. El devenir de las rondas clasificatorias nos dejó con la boca abierta, pues sólo 32 de las selecciones podrían asegurar su plaza para seguir compitiendo. Durante el día vimos como selecciones más pequeñas que llegaron sin hacer ruido como Macedonia, Guatemala, Bielorrusia o Brasil se metían en los primeros puestos de la clasificación, en cambio otras grandes como Estados Unidos o Canadá se caían de la tabla. La misma suerte corrió el equipo Español, que tras su enfrentamiento a China-Taipei se quedaba a las puertas del día 2.

Hablando después con nuestra selección nos comentaron que en el sellado habían construido una baraja roja, negra y azul basada en las mecánicas que tienen los Eldrazis en la colección “Batalla por Zendikar” que funcionaba bastante bien y que se veía en muchas de las selecciones. También pudieron construir un mazo azul y blanco basado con criaturas con la habilidad de volar, bastante agresivo, que fue una de las características que marcó el torneo, y que por ultimo habían hecho una última combinación de rojo y verde, uno de los colores más flojos del formato basado en la mecánica de “aterrizaje” que ha vuelto con esta colección. Aunque esta baraja no era tan competitiva como las otras, ya que podía haberse mejorado un poco más, se pudieron defender bastante bien. En cuanto a los rivales, ganasen o perdiesen, todos los oponentes les parecieron duros pues había mucha igualdad de condiciones. Mexico fue la selección que más les sorprendió, ya que pasaron por delante de EE.UU y de ellos mismos, posicionándose como una de las favoritas en alzarse con el titulo para el equipo español.

Siguiendo con el campeonato, en el segundo día continuaron las rondas tal y como en el día anterior, por la mañana formato sellado y por la tarde estándar unificado. Tras la jornada, sabríamos cuales eran las selecciones que entrarían en el Top 8, las cuales se disputarían el trofeo. Por esta razón la tensión era palpable en el ambiente, todos los jugadores estaban concentrados y daban lo mejor de sí mismos, pero siempre en un entorno de juego limpio y sano, los jugadores siempre se daban la mano tras las partidas, lo cual siempre es digno de ver, sobre todo cuando el premio es tan jugoso: 250.000 dólares para cada jugador de la selección ganadora.

Durante el día, algunas de las selecciones que más habían sorprendido terminaron por caer derrotadas, como Macedonia y Bielorrusia, pero otras se clasificarían como las mejores, quedando un Top 8 bastante atípico. Las afortunadas para jugar en las partidas finales del torneo fueron Francia, Italia, Austria, Dinamarca, Tailandia, Guatemala, Escocia y Japón. Sorprende como una de las favoritas del torneo se haya colado en el Top 8 en última posición, y como selecciones hasta ahora más desconocidas hayan obtenido tan buenos resultados. Igualmente, se nota la fuerza que tiene Europa en el juego competitivo de Magic, ya que cinco de las ocho selecciones que se clasificaron son de dicho continente.

De esta manera llegamos al domingo 13 de diciembre, ultimo día de la Magic World Cup. En esta ocasión el formato que decidiría el campeón sería el de estándar unificado, dejando de lado el sellado.

En cuartos de final se enfrentarían Tailandia contra Dinamarca, Francia contra Japón, Austria contra Guatemala y Escocia contra Italia, resultando ganadoras Austria, Italia, Francia y Tailandia, sorprendiendo a propios y extraños porque nunca antes había conseguido un puesto tan alto en torneos de este calibre. De estas cuatro selecciones la final se la disputaron Tailandia e Italia, dos equipos que apenas partían con la confianza en llegar tan lejos tras los resultados de temporadas pasadas. El equipo italiano, compuesto por Marco Cammilluzzi, Andrea Mengucci, Francesco Bifero y William Pizzi, se llevo el título a casa tras derrotar por un contundente 2-0 a los tailandeses, que igualmente habían hecho un campeonato excelente.

En la final Pizzi usó una baraja azul, verde y roja o “Temur” basada en las mecánicas de “megamorfosis” que aparecieron en las colecciones del año pasado, una baraja con criaturas potentes y hechizos de utilidad, como una de las cartas estrella del campeonato: Compañía reunida. Cammiluzzi en cambio tenía un mazo rojo con verde puramente agresivo, centrado en acabar con el rival lo más rápido posible. Por último, Mengucci jugó negro, azul, blanco centrado en los dragones de las ultimas colecciones, una baraja más de aguantar hasta que pueda tener una mejor presencia en mesa para ganar la partida, como fue el caso, pese a enfrentarse a una baraja muy parecida.

Con la alegría del conjunto italiano daba por finalizada la edición 2015 de la World Magic Cup, donde se aprovechó para dar a conocer algunas de las nuevas cartas que compondrán la nueva colección de Magic: El Encuentro, llamada “El juramento de los Guardianes” que vendrá a continuar la historia iniciada en “Batalla por Zendikar”. Estad atentos a AlfaBetaJuega porque en pocos dias daremos a conocer en exclusiva una nueva carta perteneciente a esta nueva colección. ¡No os lo perdais!.

Álvaro Moral

Publicaciones relacionadas

Cerrar