Xbox One confirma oficialmente su política con los juegos de segunda mano

Al terminar la conferencia de ayer de Xbox One, comenzó a correr como la pólvora por Internet que la consola de nueva generación de Microsoft bloquearía completamente los juegos de segunda mano. Pues en AlfaBetaJuega, y gracias al portal Kotaku, por fin nos enteramos de cómo va el asunto.

Al comprar un juego en Xbox One, este vendrá con un código único de validación. Lo que tendremos que hacer en ese momento es instalar el juego en la consola, acceder a Xbox Live y activar el juego con el código. ¿Y qué pasa si queremos jugar con nuestros amigos a nuestro juego en casa de ellos o prestárselo? Hay dos soluciones.

La primera de ellas, es portar temporalmente nuestro perfil de Xbox Live (ahora una sola cuenta soportará varios perfiles, por cierto) a la consola de nuestro amigo (lo mismo que hacíamos si queríamos jugar con nuestro perfil en casa de un amigo en Xbox 360). De este modo, el título no tendrá restricciones mientras el perfil de Xbox Live se introduzca en una consola distinta a través de la nube.

Pero sí quisiéramos dejárselo durante un  largo periodo de tiempo sin portar nuestro perfil, nuestro amigo tendría que comprar un nuevo código de validación que, en principio, costaría lo mismo que nos ha costado a nosotros el juego.

Microsoft además está estudiando la forma de vender nuestro código a nuestros amigos o en Internet, a modo de segunda mano virtual. Se podrá hacer, pero no está claro si el beneficio que obtendremos nosotros será económico, tendrá que pasar obligatoriamente por los no confirmados Microsoft Points o será de gasto obligatorio en la tienda de Xbox One.

¿Qué pensáis del sistema?

Publicaciones relacionadas

Cerrar