Xbox One desvela otro título exclusivo que fue cancelado

En su momento, los jugadores de Xbox One tuvieron que vivir una gran decepción después de que Microsoft anunciara la cancelación del que, hasta entonces, se veía como uno de sus proyectos estrella, el título exclusivo para Xbox One, Scalebound. Sin embargo, al parecer, este no habría sido el único juego exclusivo para esta consola que habría acabado fuera de circulación.

Porque como relatan desde Eurogamer, Obsidian, la compañía responsable de juegos como Fallout: New Vegas, habría estado trabajando durante varios años para Microsoft, desarrollando un título que compartiría muchas semejanzas con juegos como The Witcher, o Prince of Persia; así como mecánicas e ideas extraídas de Fallout New Vegas.

El proyecto en cuestión llevaría el nombre de Stormlands, y estaría enfocado en un multijugador de hasta 40 personas por Raid; en el que, además, contaríamos con distintos compañeros.

“Nos dieron una meta, la raid del millón de participantes,” comentaba el CEO de Obsidian,Feargus Urquhart. “El concepto que en realidad nos llegó desde Microsoft fue el siguiente, ‘imagina que estás jugando a The Witcher con un amigo. Y de repente, aparece una criatura gigante en la distancia, en algún punto del mapa. Pero no solo te va a aparecer a ti, sino que aparecerá para todo el mundo que esté jugando. Y cuando todos se acerquen para enfrentarse a ella, comenzará la cuenta atrás para una raid de 40 personas.’”

Sin embargo, a pesar de las buenas ideas que desprendía este título en el que se empezó a trabajar en 2006, pasados unos años, y después de distintas diferencias entre la visión de Microsoft y la de Obsidian, el título acabó siendo cancelado. Sobre todo, porque aunque que Microsoft pretendía que Stormlands apareciera como título de lanzamiento de Xbox One, Obsidian tenía claro que había algunos puntos que retocar antes de su lanzamiento para contar con un juego de calidad. Unos puntos que parecían no solucionarse, y que llevaron a que la compañía recibiera en 2012 una fatídica llamada indicándoles que el proyecto iba a dejar de recibir financiación por parte de Microsoft.

Cerrar