Xbox One X mejora todo lo que hayas visto a nivel jugable y aquí te explicamos por qué

Durante los últimos días hemos estado jugando a grandes lanzamientos en la consola de Microsoft.

xbox one x

Microsoft presentó Xbox One X con el objetivo de revolucionar la industria del videojuego, tanto a nivel gráfico como a nivel jugable. La consola es actualmente la más potente del mercado, de eso no cabe ninguna duda, ya que la propuesta de la compañía de Redmond era la de ofrecer una máquina superlativa para que todos aquellos que quieran disfrutar de la experiencia más pura en relación al gaming pudieran hacerlo con las mínimas limitaciones posibles, acercándose al máximo a la experiencia de un PC de gama alta. Sus especificaciones técnicas así lo avalan.

Un potencial gráfico impresionante

xbox one x consola

Porque Xbox One X supera ampliamente las características del modelo base de la consola de actual generación y, por supuesto, las prestaciones que ofrece la competencia directa en este aspecto. Uno de las grandes mejoras a este respecto es la velocidad y potencia que alcanza el modelo X frente al S, ofreciendo un aumento del treinta por ciento en la velocidad de la CPU y un rendimiento casi cinco veces superior al del modelo original de Xbox One que se lanzó al mercado en 2013. Esto supone que la máquina mejorada de Microsoft está cerca de alcanzar los seis teraflops, acercándose a una tarjeta gráfica Nvidia GTX 1070, que no es moco de pavo.

Algo que también se extiende hasta el disco duro de 1 TB, ofreciendo una velocidad de un cincuenta por ciento mayor, mientras que los 12 GB de memoria RAM superan con amplitud los 8 GB que ofrecía la máquina de lanzamiento para la presente generación. Respecto a la GPU, Xbox One X ofrece 40 unidades de cómputo respecto a las 12 que tiene el modelo original. Todo ello hace de la versión mejorara de la consola una auténtica bestia que amplía la experiencia y ofrece una nueva dimensión no solo en potencia, sino también en comodidad a nivel jugable, acelerando diferentes procesos y permitiendo una mayor estabilidad.

xbox one x chip

Por supuesto, la joya de la corona en Xbox One X es la resolución nativa en 4K. Los detalles que ofrece esta posibilidad tan novedosa en el mundo de los videojuegos son sensacionales, consiguiendo imágenes más nítidas y realistas que consiguen explotar al máximo las prestaciones de algunos de los títulos más potentes que se han lanzado en los últimos tiempos. Mientras que en otros sistemas las diferencias pueden resultar imperceptibles, en Xbox One X el salto a nivel gráfico es una delicia que impacta desde el primer momento. Y para muestra un botón, porque lo hemos comprobado con algunos de estos juegos.

Battlefield V y Red Dead Redemption II a un nivel brutal

El mejor cosplay de Sadie Adler de Red Dead Redemption II

Dos de los videojuegos con mayor potencial gráfico de los últimos tiempos han sido Red Dead Redemption II, donde Rockstar Games ha desatado un potencial asombroso en múltiples aspectos, y Battlefield V, la nueva entrega de la saga de DICE y Electronic Arts, que ha ofrecido la visión más realista de una confrontación belicista hasta la fecha. Todo ello ya se intuía en los modelos básicos de las consolas de actual generación, por lo que no es ninguna sorpresa en este aspecto, aunque reproducidos en una Xbox One X la experiencia es mucho más plena e impresionante.

En el vídeo que comanda estas líneas puedes ver la comparativa gráfica entre el modelo base de Xbox One y la experiencia mejorada en Xbox One X que realizaban los compañeros de Digital Foundry. En ella puede verse el tremendo salto que aporta la potencia del modelo más moderno, consiguiendo disponer de una estabilidad asombrosa en los 60fps, aunque cuenta con caídas muy puntuales, pero sin resultar prolongadas y sin una pérdida excesiva del rendimiento. Lo más sorprendente a este respecto es que, aunque Battlefield es una saga que se ha mantenido muy fiel a esta tasa de refresco, nunca se había podido ver correr un juego prácticamente en su totalidad bajo esta premisa. Hasta la llegada de Battlefield V en Xbox One X.

Todo esto está sustentado en una resolución de 3840×2160, por lo que como puedes comprobar en el citado vídeo, la calidad gráfica es superlativa, algo que hemos podido comprobar de primera mano durante los últimos días. Incluso en los momentos en los que el potencial desciende en esos momentos puntuales, la resolución se mantiene a 2844×1600, siendo notablemente superior a los 1920×1080 que dispone el modelo básico de Xbox One. Por otro lado, donde hemos notado un cambio más sustancial es en el enorme trabajo de DICE en la iluminación, algo que consigue resaltar Xbox One X a través del HDR, para ofrecer una visión tan realista de la Segunda Guerra Mundial que resulta estremecedora y asombrosa a partes iguales.

Volvemos a recurrir a Digital Foundry para analizar, en este caso, una de las grandes bestias a nivel técnico que ha regalado el sector del ocio electrónico en los últimos tiempos: Red Dead Redemption II. Si con el título de DICE las diferencias eran notables, en el caso de la propuesta de Rockstar es apabullante, siendo la mejor experiencia posible que se pueda disfrutar en una consola. Aquí es donde Xbox One X demuestra su superioridad técnica ante cualquier otro sistema actual en el sector del ocio interactivo, algo más significativo si cabe que en otros títulos, ya que no cuenta con una versión para PC.

El 4K nativo de Red Dead Redemption II es apabullante. El vasto mundo del videojuego se siente mucho más vivo y colorido que en cualquier otra versión, además de contar con un grado de detalles asombroso, algo ya de por sí complejo teniendo en cuenta el inmenso mapa que ha creado la compañía en esta ocasión. Así las cosas, el mimo puesto en el desarrollo destaca mucho más con la máquina de Microsoft, gracias a la tecnología HDR y a los 3840x2160p, contando con una tasa de refresco totalmente estable en los 30fps. Fluido, fascinante y sublime en todos los aspectos. La mejor experiencia jugable con la gran obra de Rockstar Games se encuentra en Xbox One X.

Game Pass para completar un catálogo de ensueño

logo xbox game pass

Aunque durante los siguientes días realizaremos un artículo específico acerca de las bondades que ofrece el servicio Game Pass de Xbox One, no queríamos dejar pasar la oportunidad de destacar que el enorme catálogo que ofrece la suscripción, contando con aproximadamente 100 en su haber, también consigue una amplitud de calidad con Xbox One X. Y es que algunos de los videojuegos a los que se puede acceder a través de Game Pass también cuentan con mejoras destinadas a la consola más potente, por lo que sus prestaciones a nivel gráfico son muy superiores a lo que puedas recordar, en caso de que hayas jugado a alguno de los títulos en algún momento anterior.

Así pues, títulos como Batman Arkham Asylum y Batman Arkham City están disponibles con sendas mejoras para Xbox One X que ofrecen una mejor resolución y un rendimiento superior, tal y como ocurren con otros muchos videojuegos como Shadow of the Tomb Raider y Ori and the Blind Forest. Este último caso es especialmente significativo, ya que tratándose de un videojuego de corte preciosista, la belleza adicional que consigue aportarle la presencia en Xbox One X es, sencillamente, espectacular. Sin duda, por mucho que pasen los años, sigue siendo uno de los videojuegos imperdibles del catálogo exclusivo de la consola de Microsoft.

ori and the blind forest

Contando con que el catálogo de Game Pass cada vez se irá ampliando más a medida que se sumen nuevos títulos, la experiencia en Xbox One X permitirá disfrutar de ellos con una potencia y un aspecto superior a lo visto hasta el momento, por lo que no solo es una ocasión perfecta para revisitar títulos al mejor precio posible, sino también del mejor modo que se haya presenciado en una consola a día de hoy. Y así seguirá siendo, al menos hasta que la próxima generación de consolas llegue para, posiblemente, superar lo que ofrece la actual máquina de Microsoft.

De este modo, la experiencia con Xbox One X a través de los títulos mencionados en este artículo ha sido inmejorable. En estos momentos también estamos pudiendo disfrutar de Anthem, la nueva propiedad intelectual de BioWare, en la consola de Microsoft, por lo que muy pronto ofreceremos nuestras impresiones detalladas de este título tan esperado durante los últimos meses y cómo mejora su experiencia en la máquina de los chicos de Redmond. En la que, sin duda, es la mejor consola del momento para disfrutar de la máxima potencia y calidad de los videojuegos más exigente en la actualidad.

Compra Xbox One X, la consola más potente del mercado

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar