Xbox Scarlett tendrá una potente mejora en su CPU

Aaron Greenberg da nuevos detalles de la consola de Microsoft.

xbox scarlett cpu

La actual generación de consolas vio como sus gráficas mejoraban exponencialmente, de manera que se permitían más efectos gráficos o una mayor resolución, el problema es que la mejora de las CPU no fue acorde a la de las GPU, por lo que se creaban los famosos cuellos de botella que resultaban en caídas del randimiento (framerate). Las versiones mejoradas, Xbox One X y PlayStation 4 Pro, volvieron a incrementar sus GPU así como la memoria RAM, pero no se podía dar un gran salto respecto a las anteriores CPU. Este salto es el que parece que va a dar la nueva generación de consolas o al menos es lo que Aaron Greenberg ha dejado caer en una reciente entrevista. Xbox Scarlett tendrá una CPU de lo más potente.

Greenberg ha hablado en una entrevista con la Revista Oficial Xbox, en unas declaraciones que recoge GamesRadar y que nos dan pistas sobre lo que podemos esperar de la nueva generación de Xbox. «Nos sentimos bien por lo que hemos hecho con Xbox One X, y el mismo equipo que la diseñó también está diseñando Project Scarlett», dijo Greenberg a OXM.

«Lo que estamos viendo hoy en día es una gran mejora en la GPU: se puede producir en 4K, muchas otras ventajas, estructura de la memoria, etcétera. Para la próxima generación, creo que verás una gran mejora en la CPU porque queremos asegurarnos de que no tienes ningún compromiso con la velocidad de fotogramas. Sí, podemos hacer 4K, pero también podemos hacer frame rates de hasta 120. Creo que ese tipo de capacidad será algo que la gente no ve hoy en día. Y luego poder jugar a videojuegos de manera instantánea utilizando SSD para permitir la reanudación instantánea, entrar en los juegos y poder jugar eliminando los tiempos de carga y las pantallas de carga que existen hoy en día. Eso va a ser un gran cambio».

Efectivamente, evitar los tiempos de carga excesivos, gracias a los SSD y mejorar el rendimiento de los juegos mediante una mejor CPU deberían ser las preocupaciones de la siguiente generación. Consolas como Xbox One X han demostrado que ya se ha alcanzado una gran calidad en los gráficos pero se sigue teniendo un rendimiento a la par con pasadas generaciones de consolas, algo que debería ser prioridad solucionar en un futuro si de verdad queremos que la próxima generación se sienta como una verdadera novedad.

Por otro lado, tecnologías como el Ray-Tracing necesitarán más recursos, tanto de GPU como de CPU. Si Xbox Scarlett y PlayStation 5 quieren incluir esta tecnología, lo que deben hacer es lanzar ambos componentes de la consola a la par, ya que sino uno sacrificará el rendimiento del otro. Claro que sobre la práctica es muy bonito, pero el precio de las CPU de nueva generación puede hacer que el precio de lanzamiento de las nuevas consolas sea el más elevado hasta la fecha. Recordamos que PlayStation 3, que contaba con una CPU completamente novedosa en su época fue una de las consolas más caras en su momento.

Daniel Villagrasa

Xboxer para unos, sonyer para otros, pero no veas lo que me gusta disfrutar de ambas plataformas. Jugando desde que tengo memoria y aprovechando a la mínima para deciros lo mucho que quiero a Hideo Kojima.

Publicaciones relacionadas

Cerrar