¿Y si las casas del futuro se hicieran con estructuras orgánicas?

La arquitectura se define como todo lo que encierra un espacio, pero éste no tiene que estar formado por una estructura de suelos y paredes planas. Al menos, eso es lo que piensa el arquitecto español Gonzalo Vaíllo Martínez, puesto que ha diseñado una casa futurista en la que no podremos colgar un cuadro y que obligaría a rediseñar todo el catálogo de IKEA.

El original y futurista concepto de Vaíllo profundiza en ideas tan vanguardistas como combinar la genética o la biología celular con el fin de potenciar el concepto de hogar en el futuro, con una idea muy alejada de cualquier concepto arquitectónico actual. El proyecto está incluido en el programa de arquitectura experimental de la Universidad de Artes aplicada de Viena llamado Excessive IV.

El arquitecto español no ha dudado en basarse en estructuras orgánicas de hormigón impreso en 3D, junto a otros materiales inteligentes que podrán variar de forma para adaptarse a las necesidades del inquilino. El proyecto necesitaría de unas técnicas específicas de construcción que existen hoy en día, pero que nunca han sido ideadas para su uso en dicho campo. Un problema que acepta el propio arquitecto, pero que abre la puerta a poder acometerse en el futuro, siempre que alguien quiera vivir en una casa aún alejada del concepto actual de hogar.

Publicaciones relacionadas

Cerrar