Ya es posible 'desaparecer' de Google

Se acaba de hacer oficial la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea acerca de la petición del español Mario Costeja de su derecho a desaparecer de Google. El Tribunal ha dictaminado que Google o cualquier otro buscador estará obligado a eliminar los enlaces que dirijan a contenidos de ámbito personal que puedan perjudicar a los usuarios, siempre que éstos decidan solicitar la retirada de dicho contenido nocivo para su persona.

Este fallo obliga a Google a ejercer el “derecho al olvido”, es decir, la posibilidad que tiene todo usuario de poder retirar de internet aquellos contenidos que puedan ser perjudiciales para él en su ámbito personal o profesional. De esta forma, se acabó aquello de que lo que se publica en la red se queda allí para siempre.

Esta batalla legal que ha perdido Google empezó en 2010, cuando el español Mario Costeja reclamó a la Agencia Española de Protección de Datos que Google indexaba dos artículos que hablaban de deudas ya pagadas, algo que repercutía negativamente en su vida privada y profesional. 

Al respecto, Google ha manifestado su indignación con el fallo del Tribunal Europeo, puesto que lo considera “un fallo decepcionante para los buscadores y las páginas web en general”.

Publicaciones relacionadas

Cerrar