YouTube: El youtuber Vegetta777 registra pérdidas en su empresa

Los youtubers que gestionan sus derechos y contenidos a través de empresas propias no dejan de ser personas de negocios, y como tales dependen de los resultados de los balances periódicos. Vegetta777, el segundo youtuber español más seguido por detrás de El Rubius, del que recientemente se descubrió sus ingresos, tiene más de 18 millones de personas que siguen su canal, pero eso no ha evitado que su sociedad unipersonal haya perdido dinero en su última liquidación.

Vegetta777 es el seudónimo de Samuel De Luque Batuecas, comentarista de juegos que desde 2013 gestiona los ingresos de esta actividad a través de la entidad De Luque Social Gamer S.L., de la que posee el 100% de las acciones y con ello el completo control. Esta sociedad cuenta con un capital de 1.224.478,31 euros que son producto de las ganancias de varios años consecutivos. Durante el último ejercicio, Samuel ha tenido unos ingresos brutos de 1.176.133,01 euros. Sin embargo, al sacar el descontar todos los gastos y gravámenes, el resultado han sido unas pérdidas de 96.727,86 euros, como recoge la web Vanitatis.

El resultado negativo de este ejercicio no es como para que la sociedad corra peligro, dado el patrimonio anterior. Su causa, no obstante, pudiera estar en unos gastos medios de personal de 692.673,50 euros que se suman al resto de la columna del debe, y destaca porque Samuel De Luque solo tiene un empleado, que es él mismo. No es infrecuente que esta partida se lleve la mayor carga en este tipo de sociedades, y es que comprensiblemente Vegetta777 es el principal activo de Vegetta777.

En cualquier caso, el bache de la sociedad de Vegetta777 no debe ser preocupante, puesto que sus anteriores balances demuestran que su dirección es efectiva. El youtuber ha sido de los primeros que ha diversificado su ámbito y ha llevado su imagen a los terrenos del merchandising, editando libros y poniendo a la venta materiales como tazas o cuadernos de notas. Al final, la moraleja es que un ejercicio financiero en rojo es algo de lo que ningún empresario escapa, ni los de mayor éxito.

 

Cerrar