YouTube: La última polémica de PewDiePie afecta a otros youtubers

Cuando PewDiePie la lía, la lía pero bien. No es la primera vez que Felix Kjellberg, el youtuber más seguido del mundo, se mete en un berenjenal de magníficas proporciones. Baste recordar solamente que hace tiempo, sus bromas y referencias nazis hicieron que Disney cortara lazos de patrocinio y que su imagen quedara seriamente dañada.

No fueron tiempos fáciles, especialmente porque meses después, YouTube cambiaría sus políticas para que los anunciantes pudieran denunciar y dejar de patrocinar vídeos que entendieran ofensivos por ciriterios un tanto vagos.

A esta facultad de que los anunciantes pudieran clasificar un vídeo en categorías un tanto difusas como “impactante y sensacionalista” u “ofensivo para la sensibilidad social” se le bautzó como el “Adpocalypse” por parte de los youtubers. Y cuando tras este terremoto parecía que las aguas volvían a su cauce y que el dinero de los anunciantes llegaba de nuevo, PewDiePie no tiene mejor idea que usar un término racista en plena partida de Battlegrounds y ofender a un desarrollador independiente.

En otras circunstancias, lo que pasa en el canal de Pew Die Pie se quedaría en el canal de Pew Die Pie, pero en este caso los creadores de contenido en YouTube temen que el mal viento que sopla desde Suecia les sacuda un ramalazo.

El temor a que el incidente racista de PewDiePie, que no es el primero, vaya a mayores hace tener que el horrible Adpocalypse vuelva con fuerza y que los anunciantes huyan de canales relacionados con videojuegos por miedo a que se escape una mala palabra.

Una situación que ha generado debate, según informa Kotaku, con algunos posicionándose a favor de que en un momento de tensión es aceptable que ciertas palabras malsonantes se puedan escapar sin quererlo, y otros argumentando que controlar dichas palabras nunca debería ser un problema. A otros, lo que les cansa es que siempre sea el mismo, PewDiePie, quien dé la nota y salpique a otros youtubers que no hacen nada malo, y sus reacciones han empezado a extenderse por la red, con mensajes criticando tanto a Kjellberg como a aquellos que le defienden y le ríen las gracias.

 

If you are defending PewDiePie's use of the n-word then you can fuck off from both Nerd³ spaces and my personal spaces. We don't want you.

— Matt Collins (@Mattophobia) 11 de septiembre de 2017

PEWDIEPIE WE ALL TRUSTED YOU LMFAO

BUT HARD R THO?? DIDNT HAVE ANY OTHER WORD??

ARE THERE EVEN BLACK PPL IN UR CITY

i'm deceased pic.twitter.com/AoLcDtCAqz

— ♡♪!? (@SkyWilliams) 10 de septiembre de 2017

When ur first reaction is to rip out the N-Word in frustration instead of the tried & true «Mother F**ker!», somethings up. Examine yourself

— Joe Vargas (@AngryJoeShow) 11 de septiembre de 2017

Thoughts on the PDP thing:
(a) What he said is unacceptable
(b) «Slips of the tongue» are telling
(c) Kids, some of your heroes are assholes

— Danny O'Dwyer (@dannyodwyer) 11 de septiembre de 2017

 

Otras reacciones no miran hacia PewDiePie, sino hacia el largo plazo, y es que la sombra del Adpocalypse hace temer por que vuelvan tiempos oscuros para la monetización de vídeos por culpa del sueco, al que llaman un “lastre”. Estos comentarios consideran que PewDiePie debería ser más consciente de lo que representa y comportarse de manera más responsable ante la cámara.

 

Pewdiepie is just a liability at this point. For everyone in the business.

— Jim RESISTerling (@JimSterling) 10 de septiembre de 2017

Anyway, I'm off topic. Pewdiepie has fucked up. He's once again put YouTube in a precarious place. There will be fallout from this.

— Daniel Hardcastle (@DanNerdCubed) 10 de septiembre de 2017

PewDiePie effects the monetization of all channels on youtube. So consider that before defending him.

Also racism is very obviously bad.

— Normal Human (@GeekRemix) 11 de septiembre de 2017

When you haven't even got over the last adpocalypse and Pewdiepie drops a racial slur on stream. pic.twitter.com/T7A1H9Mia3

— NoahJ456 (@NoahJ456) 10 de septiembre de 2017

 

Las consecuencias que pueda tener el último caso PewDiePie no están claras, pero podrían contemplar desde nuevas medidas por parte de YouTube hasta la posibilidad de que el desarrollador independiente que ha prohibido el acceso a Kjellberg a sus juegos termine presentando una querella y que todo acabe en los tribunales. Y todo por no medir las palabras. ¿Crees que PewDiePie ha cruzado una línea crítica?

Cerrar