Usa cucos en The Legend of Zelda: Breath of the Wild para vencer a un jefe muy duro

Una forma de ataque más efectiva de lo que uno pueda pensar.

Cuco en Breath of the Wild

Breath of the Wild se caracteriza por ser el título de la saga The Legend of Zelda con mayor libertad y opciones hasta la fecha y ha supuesto toda una revolución en la franquicia de Nintendo. Además, en esta entrega, son varias las formas que tenemos de recorrer Hyrule (hasta existe un mod para ver en primera persona) o de enfrentarnos a los enemigos. Disponemos de diversas armas, habilidades y estrategias que nos pueden ayudar a resolver una lucha complicada y, modificando un habitual de la saga, podemos usar una bandada de agresivos cucos para picotear a un jefe.

Así lo demuestra @a67bexU6Q2RlB2O a través de Twitter, usando un cuco para activar una serie de ataques bastante demoledores (que se generan automáticamente luego de hacer un determinado daño a las aves) a uno de los jefes más complicados de Breath of the Wild: Molduga. Como ya sabrás, esta bestia aparece en el Desierto Gerudo y, dadas sus habilidades para esconderse bajo la arena, hacer una buena cantidad de daño al jugador, o contar con una amplia barra de vida, es considerado como uno de los «jefes» más duros de roer. Pero lo alucinante es ver como una bandada de cucos le quitan casi un cuarto de la vitalidad de este potente enemigo en un santiamén.

Activar este furioso ataque con cucos es bastante sencillo, solo habrás de dejar o lanzar al cuco a una posición en la que vaya a recibir daño enemigo para que, al contraatacar, sea este último el receptor único de los puntos de daño. Si eres tú quien hace daño al cuco, ya te adelantamos que vas a ser tú quien reciba su furia alada incesante, por lo que has de tratar que esto no ocurra, o lo pagarás bastante caro, avisado quedas.

Te recomendamos I Estas son las funciones de realidad virtual de The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Compra The Legend of Zelda: Breath of the Wild para Nintendo Switch en Amazon

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar