Los padres de Bethesda registran una nueva licencia llamada Deathloop

¿Qué busca ZeniMax registrando uno de los fenómenos más molestos para los jugadores?

Deathloop en Skyrim

Con la mirada puesta en las estrellas con Starfield y en la fantasía con el nuevo The Elder Scrolls VI, la trayectoria de Bethesda tiene un futuro bastante interesante a pesar de los problemas de su lanzamiento más reciente, Fallout 76. Mirando al futuro, se ha encontrado una estrategia de lo más peculiar de la mano de la compañía tras esta firma, ZeniMax. Ha registrado una licencia totalmente nueva, de nombre Deathloop.

Noticia de la que se hace eco GameSpot y que dispara la imaginación de cualquiera, aunque hay que moverse con cierta templanza. Por el momento, los campos a los que aplica dicho registro insinúan que podríamos estar ante una licencia destinada a smartphones, con un importante factor online para el desarrollo del juego. Sin embargo, no hay más novedades aparte de lo citado.

Elder Scrolls Blades Móviles

Aunque no tiene que tratarse de un lanzamiento cercano, sobre todo teniendo en cuenta que la misma ZeniMax registró Starfield en el año 2013 y no hemos tenido noticias de él hasta 2018, este nuevo registro podría ser algo en la línea de lo hecho con Blades, el título para smartphones de The Elder Scrolls, o incluso con Fallout Shelter. La compañía seguiría buscando crecer en el terreno de iOS y Android.

Lo más llamativo de todo esto es el nombre en sí. Un Deathloop es un bucle en el que el jugador se ve inmerso cuando el guardado automático lo lleva a una situación de la que no puede salir, viendo cómo su personaje muere una y otra vez sin poder remediarlo. Puede que esta sea una de las mecánicas principales de un hipotético juego para móviles de Bethesda y ZeniMax, o que simplemente estén ideando algo que guarde relación con dicho concepto. Muchas dudas en el aire, pero mucho tiempo por delante para que la compañía las resuelva, si es que lo hace antes de que conozcamos a los dos grandes juegos que tiene en camino.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar