12 meses de puro vicio

 

El otro día leía a Ken Levine (el capo de la franquicia Bioshock, ocho letras que me hacen babear como al perro de Paulov) afirmando que 2011 es uno de los mejores años de la historia de los videojuegos por lo potente de sus lanzamientos. Lo firmo. En estos doce meses he tenido tiempo para achantarme de miedo, partirme de risa, sudar haciendo deporte o hincharme a disparar. Siempre, como tú, con el mando en las manos.

Arranqué enero encogido en el sofá, armado con un lanza-arpones y metido en una armadura de la nave Nostromo. Isaac Clarke y Dead Space 2 volvieron a cautivarme y hacerme sufrir a partes iguales. Con esa sensación de no saber si es canela o veneno lo que te vas a meter en la boca, de pasarlo realmente mal pero no querer apagar la consola. El cine de terror está muerto gracias a juegazos como este, una experiencia que de verdad ofrece sensaciones fuertes.

Febrero fue inolvidable. Uno de los títulos de lucha más esperados, Marvel Vs. Capcom 3, llegaba por fin para no irse jamás. Y cuando todavía no me había decidido entre Lobezno o Capitán América, Killzone 3 me puso bruto y Bulletstorm más verraco todavía. Para edulcorar el momento de tiros y látigo enchufé la Wii y, lo reconozco, me puse a hilar fino con Kirby.

Marzo fue agridulce. Chungo por decepciones como Homefront, pero sobretodo por el rejonazo de Dragon Age 2: me dejó más frío que Dovahkiin desnudo en mitad de Skyrim. Pero entonces llegó el soldado Alcatraz. Crysis 2 es, para mí, el mejor shooter en primera persona de 2011. También me dio alegrías el deporte con Fight Night Champion y Top Spin 4, y por supuesto la llegada de Nintendo 3DS. A su Street Fighter le saqué los colores.

Abril es Portal 2. No hay más que hablar. Ese mes, GlaDOS me comió el bocata, no tenía más vida, iba por la calle lanzando círculos azules y naranjas. Juegos así te absorben por completo y desde entonces lo tenía claro: para mí, el juego del año era el de la pistolica lanza portales.

Mayo lo comencé como todos, loco por pirarme a Los Ángeles con L.A. Noire, para dar candela a tíos chungos vestido con gabardina, calzando sombrero y agarrando por el brazo a una rubia cantante de Jazz. Pero cuanto más lo recuerdo peor me parece. Tanto me fue decepcionando que acabé el mes dando trompos con Dirt 3. Una joyita con cuatro ruedas y un salpicadero lleno de barro.

Junio fue E3. Una semana de trabajo y disfrute a partes iguales, el sueño de cualquier jugón y la pesadilla de un periodista. Recién aterrizado y con los deberes hechos fundí inFamous 2, me sorprendí con Alice: Madness Returns, y me llevé uno de los chascos más grandes de mi vida: Duke Nukem Forever. “Bajonazo” en modo ON. Todavía me dura, de vez en cuando lo vuelvo a enchufar pensando “no era tan malo” y… mejor no digo nada más.

En Julio y Agosto me dediqué a repasar como los malos estudiantes. Recordé cómo se tocaba la Ocarina pero ahora en la 3DS, flipé con F.E.A.R 3, me quedé a medio gas con Shadows Of The Damned, y, al final, el mejor juego del verano fue descargable: From Dust. ¿A quién no le gusta sentirse Dios?

Y llegados a este punto y aterrizando en Malasaña tostado, la carrera hasta las navidades trajo cuatro meses para recordar toda la vida: Deus Ex: Human Revolution, Resistance 3, Gears of War 3, FIFA 12, ICO y Shadows Of The Colosssus, NBA 2K12, Rage, Forza Motorsport 4, Batman: Arkham City, Uncharted 3: La traición de Drake, Call of Duty: Modern Warfare 3, The Elder Scrolls V: Skyrim, Assassin's Creed: Revelations, Halo: Combat Evolved Anniversary, Saint's Row: The Third, The Legend of Zelda: Skyward Sword y Rayman Origins son los que me dejaron cicatriz. Parezco Masacre, el villano de Marvel.

Y encima, estos cuatro meses lanzando AlfaBetaJuega con una panda de chalaos que algún día os contaré… ¡están de atar!

Seguro que no nos conocemos en persona socio, pero si has leído esto hasta el final, tú y yo tenemos muchas horas de vicio en común. Somos yonquis del mando, somos jugones.

 

Tomás McNulty

(Twitter: @TomasMcNulty)

 

***

(AlfaBetaJuega no se hace responsable de las opiniones expresadas con total libertad en esta sección)

Publicaciones relacionadas

Cerrar