A veces oigo Marcus

Quien diga que no ha hecho esto es un mentiroso (o un inocente): ir al cine (empieza a sonar como imposible porque casi sale más caro ir a la sala que rodarte la película, pero no es esto) y jugar a "Jim Carrey, Johnny Depp y Leonardo DiCaprio sooon… ¡La misma persona!"(el gran Luis Posada, por cierto).

Tiene variantes como "Robert De Niro, Al Pacino y Silvester Stallone son ¡la misma persona" (el mítico Ricardo Solans) o "Anthony Hopkins, Harrison Ford y Gérard Depardieu son ¡la misma persona!" (qué decir de Camilo García).

Esperamos no haberle quitado la ilusión a ninguno desvelando que Brad Pitt en realidad no es catalán y que hay un actor de doblaje que le pone voz a los personajes para que nosotros podamos disfrutarlos en nuestra lengua.

Jugando a este peligroso juego de reconocer voces (que no os recomendamos hacer porque os saca de la película o videojuego en cuestión) estábamos analizando el nuevo Batman Arkham Origins (esta semana tendréis un completísimo análisis en AlfaBetaJuega) cuando, de repente, oímos a Marcus Fenix y no vemos a ningún Locust al que masacrar alrededor con el caballero oscuro.

Y es que la ruda voz de Javier Gámir se dobla a la mitad de los matones de Gotham, por lo que lo tenemos omnipresente en el juego. Esta misma gracia ya nos pasó con Frank Fontaine en Bioshock y podríamos estar así hasta quedarnos sin voz en teclas.

Es cierto que existe un problema con la duplicidad de voces en el doblaje en España pero es que hay que tener un hecho muy en cuenta: los actores de doblaje no son estrellas de Hollywood, ni siquiera actores españoles de cine y televisión. Y esto afecta tanto a su reconocimiento (el doblaje es mejor que siga a la sombra, por la finalidad del propio oficio) como en salario.

Porque con un doblaje al mes no se pagan las facturas y tenéis que recordar que a esta gente le gusta comer, como a cualquier ser humano.

Otra cosa bien distinta es que se caiga en la desidia y eso pasa hasta en doblajes tan notables como el de Batman Arkham: que un juego venga doblado no es un favor que nos hagan las desarrolladoras sino que debería ser una exigencia. ¿Por qué la desidia? Porque una cosa es que Gámir se doble a la mitad de matones de Gotham (pasa en todas las voces de ambientes) y otra muy distinta es que tanto el Enigma, como El Espantapájaros como Killer Croc e incluso algunos ambientes que no figuran, estén doblados por la misma persona (Eduardo Jover, que está fantástico pero que canta). Y esto es por poner un caso.

Lo divertido del asunto (y ojo porque esto puede llegar a ser un spoiler) es que uno de los giros de guión más sorpresivos e interesantes de Batman Arkham Origins se lo carga el que dos personajes en el juego les ponga voz la misma persona (porque luego se descubre que sí que lo son).

Sin querer, este hecho en el original se ha camuflado por una cuestión curiosa: el personaje en inglés ha cambiado de actor de doblaje en esta entrega, por lo que suponemos que caer en este hecho sin investigarlo es más difícil.

Ojo, no os penséis que el mundo del doblaje de personajes animados en inglés es la panacea: ¿hace falta recordar que Booker DeWitt, Joel de The Last of Us y ahora El Joker, sooon… ¡la misma persona!? Quien por cierto, también ha hecho de Batman en otros productos: el sin igual Troy Baker.

Al final lo mejor es dejar todo a la libertad de elección para evitar discusiones: como pasa con los Blu Ray, ponednos todos los idiomas disponibles con los subtítulos y que cada cual elija cómo consumirlo. 

Y si no, intentad seguir pensando que Homer Simpson es de Springfield y no de Madrid.

Publicaciones relacionadas

Cerrar