Cinco cosas que pedirle a GTA V

6008

Es sin lugar a dudas una de las sagas de videojuegos más importante de la historia. Una de las más rentables y de mayor calidad, sobre todo tras su tercera entrega. Además, es una de las más polémicas y, qué demonios, una de mis sagas preferidas, para qué voy a negarlo.

Desde el anuncio de su primer y único tráiler, hace más de ¡ocho! meses, poco o nada hemos sabido a ciencia cierta del nuevo juego de Rockstar. La compañía ha tenido una cremallera cerrada por boca en estos meses y no se acercaron al E3. Se rumorea que se pasarán por la Gamescom de Colonia en agosto, pero no está confirmado. ¿Qué sabemos? Que se desarrollará en una ciudad similar a Los Ángeles (Los Santos en el mundo de GTA) y… y… y ya. A falta de saber surgen los rumores. ¿Qué le podemos pedir a GTA V entonces? He aquí unas cuantas pinceladas de lo que GTA V debería incluir para superar a los anteriores juegos de la saga que, eso sí, no van a ser nada fáciles de igualar:

 

El sistema de tiroteos de Max Payne 3: El último juego de Rockstar ha logrado algo que ya apuntaba buenas maneras en Red Dead Redemption: un sistema de tiroteos en consonancia con la historia, las misiones o la conducción en los juegos de la compañía. Sin duda era el punto más flojo de GTA IV.  Ojo, no era malo, pero no alcanzaba las cotas de calidad del resto del juego, que era sencillamente sobresaliente. Un sistema de coberturas algo fallón y cierta falta de fluidez a pie empañaban un poco, y solo un poco, el conjunto. Algo que se ha superado en Max Payne 3 con creces. El último juego de Rockstar cuenta con un sistema de tiroteos apabullante, una fluidez increíble y ciertos elementos, como las balas independientes y sus impactos, que lo hacen único. Obviamente, llevar esto a un juego de entorno abierto es imposible, pero si se consiguen trasladar ciertos elementos estaremos ante una gran sorpresa en este sentido.

Que no se tome tan en serio a sí mismo: Quizá una de las mayores críticas que se le achacaron a GTA IV fue su seriedad. Veníamos del juego más loco de la saga, San Andreas, con las misiones más demenciales, las mayores posibilidades de personalización de nuestro personaje (podías tener un CJ gordo a un armario empotrado, tatuajes por todo el cuerpo, ropa de mil estilos y colores, peinados de todo tipo…) y pasamos al juego más maduro y sobrio de toda la saga. Muchos echamos de menos la faceta más San Andreas del juego, GTA IV se tomaba demasiado en serio a sí mismo y de hecho fue ahí donde Saint's Row encontró su hueco. ¿Qué tal volver un poco a la locura de San Andreas? Muchos lo agradecerán.

Un mapa inmenso, pero realista: Quizá muchos no estéis de acuerdo conmigo, pero uno de los fallos que, a mi parecer, tenía San Andreas era su mapa compuesto de tres ciudades, que no tenía lógica. Las tres ciudades de San Andreas eran, por separado, más pequeñas que cualquier ciudad de cualquier otro GTA. Tres ciudades pequeñas que se vestían de macrourbes. ¿Por qué no mejor presentar una inmensísima ciudad como Los Santos únicamente (Los Ángeles) pero hacerla mucho más grande? El juego ganaría en realismo en este aspecto. Por supuesto, y como parece desvelar el tráiler, habrá grandes espacios naturales también. Esperemos que sea así. Serían un gran contrapunto a una hipotética macrociudad.

Una historia tan buena o mejor que la de GTA IV: Aunque, ya puestos, ¿por qué no pedir aún mayor evolución del personaje? Niko Bellic era bueno, pero John Marston era totalmente sobresaliente. Un personaje al principio del juego, otro al final totalmente diferente, y pulido a base de los sucesos que le ocurrían durante toda la trama. ¿Y por qué no sumarle personajes controlables además del protagonista? ¿Quizá alguna mujer? Estamos convencidos de que, en este punto, desde luego Rockstar volverá a estar a la altura, siempre lo está en sus guiones.

La posibilidad de construir un imperio como en GTA Vice City: Lo confieso, Vice City es mi debilidad. Mi fetiche dentro de la saga. Por su protagonista, Tommy Vercetti, para mi el mejor de todos; por sus continuas referencias a películas de culto como Pulp Fictio o Scarface… Pero sobre todo por la sensación de poder creciente sobre la ciudad que te proporcionaba el juego a medida que pasaban las horas. De ser un matón pasabas, controlando negocio tras negocio, a llegar a ser el mandamás del crimen de Vice City. ¿Dónde quedó eso? Rockstar no lo ha vuelto a retomar, salvo tímidamente en San Andreas. Yo quiero mis matones, mis negocios propios. Quiero controlar el tráfico de la ciudad, la compañía de taxis, la seguridad de los locales, el negocio de las basuras… Y tener mis propios sicarios. Ser el Tony Soprano de Los Ángeles.


¿Y tú socio? ¿Qué le pides a GTA V?

Publicaciones relacionadas

Cerrar