Con F de FRIKI

El 25 de mayo es un gran día. ¿Por qué? ¿Por la final de la Champions League? Sí. Pero también porque se celebra el Día del Orgullo Friki. Y no me miréis con cara rara. Últimamente hay un día para todo: para la radio, para las madres, para el pensamiento scout, para los besos, para la poesía, para el correo, para las PYMES, para el sueño… Así que, ¿por qué no íbamos a tener los frikis nuestra propia festividad?

Un 25 de mayo de 1977 se estrenó la primera película de Star Wars, fecha que fue considerada como el gran nacimiento del movimiento y que es, desde 2006, el día elegido por frikis para gritar al mundo que también existen. La edición de 2013 está centrada por primera vez en Star Trek, cuyos fans, los ‘trekkies’ no son muy amigos de los de la saga creada por George Lucas. Aunque la cosa puede cambiar gracias a J. J. Abrams, que participará en el Episodio VII y que ya dirigió las últimas películas de Star Trek. Esperemos que el universo ‘freak’ pueda soportar esta unión de sagas…

Dicho esto, que tampoco me quiero desviar mucho, el motivo de estas líneas no es otro que reivindicar la condición de friki. Porque este adjetivo, más allá de la creencia popular, no debe ser usado de forma despectiva. ¿O es que acaso excluimos a alguien por ser rubio, del Atleti o ciego?

Lamentablemente, los clichés extendidos en la sociedad nos hacen creer que esta tribu urbana está formada por ‘gente rara a la que le gustan las maquinitas, los tebeos, los muñecos y los disfraces’. Y puede que así sea, de hecho son nuestras mayores señas de identidad, pero pongamos un ejemplo. ¿No es lo mismo pasarse el fin de semana pegado a la televisión viendo partidos de fútbol que estar nervioso por la presentación de una nueva consola?

Al fin y al cambo ambas son maneras de pasar un buen rato disfrutando con algo que te gusta. Por eso me gustaría que a partir de ahora os lo pensarais dos veces a la hora de ‘insultar’ a alguien llamándole friki. Primero, para tratar de reeducar a la sociedad y adaptarnos a los tiempos que corren. Y segundo y más importante, porque para ellos sonará como un cumplido.

“¿Friki yo? Sí, ¡y a mucha honra!”.

@jocanizados

Publicaciones relacionadas

Cerrar