El Día de los Videojuegos

Qué envidia al ver la Fiesta del Cine… ¡Qué envidia! No me digáis que como fans de los videojuegos no os dio rabia ver que los colegas de la gran pantalla se lo montaron así de bien durante tres días. Los días 21, 22 y 23 de octubre se pudo acceder a 323 salas de toda España pagando una entrada de tan solo 2´90 euros.

¿Por qué no hay iniciativas así en los videojuegos? ¿Es necesario que la crisis llegue a ser tan alarmante como en el cine para que las compañías reaccionen?

En esos días hubo en las salas 850.000 espectadores, 494.351 solo durante el martes, lo que supuso un 900% más de asientos ocupados que el mismo día de la semana anterior. Lo que demuestra que más allá de las puñaladas de los impuestos a la cultura, cuando los precios son otros el público acude en masa.

No estoy diciendo ni mucho menos que esto tenga que ser así todos los días, sería inviable. Pero lo que tampoco puede ser es el inmovilismo en los precios de los videojuegos por parte de las compañías. Frente a las políticas súper agresivas que se viven en Internet en plataformas como Steam, el juego físico necesita reaccionar con guiños de vez en cuando al consumidor si no quiere morir (algo que sin duda ninguno de nosotros queremos). Ya no nos vale el lloro continuo ese de «es que no se pueden bajar los precios». Efectivamente, no se puede todo el año. Pero no está de más que como empresarios sepan de vez en cuando dar con iniciativas que sepan contentar al consumidor.

En la música, que en política de precios es un mercado muy parecido al nuestro (sigue sin entenderse según están las cosas que el CD continúe con sus mismos baremos en las novedades discográficas), al menos desde hace años existe el Día de la Música. 24 horas en las que se quita el IVA a los precios y la gente acude en masa. Yo durante muchos años lo viví como responsable de comunicación en una importante tienda y como melómano era un día de alegría enorme, en el que de nuevo sentías la cercanía con un público que volvía a pasar el rato mareando los discos en las baldas buscando gangas.

¿Por qué narices no podemos tener al menos una vez al año El Día de los Videojuegos?

Tampoco habría que volverse muy loco, con imitar a la música valdría: quitando el IVA a los videojuegos durante 24 horas tendríamos una rebaja que no sería moco de pavo. Es alucinante que en una época de crisis como la que estamos viviendo nadie coja el mando por los cuernos y ponga de acuerdo a desarrolladores, distribuidores y comercios, en algo que reconciliaría a empresas y usuarios al menos durante un día. Y sí, ya sé que muchos comercios lo hacen puntualmente eso de crear un día sin IVA. Voy más allá. Hablo de una acción que una a diversos colectivos como la de la Fiesta del Cine. Seguramente se podría dar con algo parecido a lo que han hecho los amigos del Séptimo Arte y que tan bien les ha venido.

Y es que pocas cosas mejores hay que ver las colas en las tiendas, con todos yendo en masa a por aventuras que echarle a la consola o al PC. ¿De veras es algo tan descabellado? ¿En serio nadie lo tiene en mente? ¿Tiene que venir el cine a darnos con las entradas en toda la cara para que reaccionemos? 

Sin duda pienso que tenemos que ponernos en marcha y empezar a dar altavoz a este tipo de iniciativas para que se tengan en cuenta y en algún momento se hagan realidad. Para que nunca, nunca, NUNCA, tengamos que ver a la industria del videojuego vivir un momento tan terrible como el que viven el cine o la música.

Además, quizá serviría como un primer paso para seguir luchando para que se baje ese IVA asesino que marca a la cultura de nuestro país como una herida hecha con un hierro al rojo vivo.

Decía Dylan que “el que nada tiene, nada tiene que perder”. ¿De veras es mejor ver juegazos acumular polvo en los almacenes que darles una vez al año la oportunidad de llegar a las casas?

Desde aquí va mi voto para que el Día de los Videojuegos se haga realidad. Si estarías de acuerdo con esta iniciativa compártela, a ver si nos escuchan y la idea de unos pocos se convierte en realidad para todos.

Publicaciones relacionadas

Cerrar