El Juego del Año

En cuanto llega el frío es irremediable una serie de cosas tan antiguas como la envidia o Mick Jagger: los anuncios de perfumes, Cortylandia y las listas con “Los mejores del año”.

Pero como para muchas cosas en esto del GOTY los jugones somos, perdonadme la expresión, un verdadero coñazo. El cine, la música o la literatura no son ni la mitad de excesivos que nosotros dando caña con las notas de los juegos y en esto de elegir los títulos más destacados de un año son mil veces más hábiles, es decir, tienen sus géneros o categorías bien marcados y a nadie se le ocurre mezclar en un top el flamenco con el jazz, o el rock con la bossa nova.

Pues no, en esto de los videojuegos parece que da igual lo descargable o lo físico, si es un título de consola o de móvil o, lo que es peor, no se tiene en cuenta las diferencias abismales entre una superproducción mainstream y un juego independiente. Ni son lo mismo, ni se busca el mismo público, ni la experiencia es la misma. Voy más allá, no son el mismo animal. Pues nada, aquí lo que nos gusta es meter en el mismo saco Fez y GTA. Nos estamos equivocando.

Al final todos nos mojamos. Cada uno con nuestros gustos y fobias, faltaría más. Pero pensad por un segundo, ¿qué es más valiente, qué es más fácil de defender, un juego alternativo brillante de poco presupuesto, o apostar por un blockbuster superventas que te ha sorprendido? Journey tenía poco que perder y mucho que ganar, Assassin´s Creed III justo lo contrario. Uno tenía sencillo obtener buenas críticas y otro buenas ventas. Pero de ambos, como de otros muchos, se puede defender con argumentos sólidos que son el mejor juego de 2012. Lo importante es tener el seso para que no se te escape una experiencia como la del juego alternativo, o no ser tan estrecho de miras como para dejar pasar la oportunidad de disfrutar de lo lindo con Connor.

Lo que os digo, estamos metiendo en el mismo corral animales distintos.

En 2011 quizá la cosa estuvo más clara, para mi gusto Portal 2 y Skyrim fueron los mejores grupos del festival, pero este año tenemos menos cabezas de cartel destacados, un montón de muy buenas bandas y, lo que es mejor todavía, la explosión cada vez mayor de un mercado alternativo de juegos descargables y para móviles y tabletas que lo está cambiando todo y para bien.

En 2012 yo valoro sobremanera la forma en la que Assassin´s Creed III ha innovado su jugabilidad y ha sabido llevar un paso más allá su historia de la mano de un nuevo escenario y un nuevo héroe. Me he quedado boquiabierto con el sistema de disparo de Max Payne 3, sus diálogos para enmarcar, sus paseos criminales por las favelas hasta hacerme creer que a John McClane le había dado por la samba. Me pareció sobresaliente el cierre de la saga de Shepard en su tercera entrega, pasarán los años y seguiremos llevando la trilogía de Mass Effect tatuada en el pecho.

Sin embargo si por algo creo yo que será recordado 2012 es por sus artistas revelación, con Dishonored a la cabeza. Y es que en una época de pocas sorpresas y grandes sagas, abrir la ventana y respirar el aire fresco de Catherine, Dragon´s Dogma, Sleeping Dogs o Lollipop Chainshaw es un gustazo.

Para los shooters ha sido un año excelente: arrancamos con The Darkness II disfrutando como chiquillos dentro de un cómic, 2K subió el nivel en Borderlands 2, recibimos tras años esperándolo el regreso del Jefe Maestro con Halo 4 en un trabajo que no tenía nada fácil 343 Industries y que han superado con sobresaliente. Y vamos a terminar 2012 con una joya, porque Far Cry 3 es una bofetada en la cara, turrón del duro que junto Hitman Absolution llega a la carrera esprintando para colarse en esta carrera demente que es el premio GOTY.

Entre los juegos deportivos FIFA 13 ha vuelto a cumplir y NBA 2K13 me dejó boquiabierto (no lo pienso soltar hasta la siguiente entrega). De los juegos independientes recibimos tres tesoros como son Journey, Fez y Super Hexagon. Y a todo esto 3DS cimentó su catálogo y PS Vita ha cumplido un año y sigue con su crecimiento. Todo con Wii U saliendo del horno y con la nueva generación de consolas a la vuelta de la esquina. Hay quien ha querido ver en 2012 un año bisagra. Yo no podré olvidarlo jamás.

Lo diré a lo bruto: “para los jugones no hay mejor juego que jugar a buscar el juego del año”.

¿Con qué título os quedáis?

Publicaciones relacionadas

Cerrar