¿Es PlayStation 4 Pro la consola que Sony necesita?

¿Es PlayStation 4 Pro la consola que Sony necesita?

El pasado 8 de septiembre tuvo lugar la celebración de PlayStation Meeting, un evento donde Sony presentó de forma oficial PlayStation 4 Pro, la hasta entonces apodada como Neo, junto a la versión slim de su máquina actual. Lo que más sorprendió a los asistentes no fueron solo las capacidades del nuevo modelo, sino su fecha de lanzamiento, que todos intuían más lejana en el tiempo de lo que finalmente ha resultado. Y es que su comercialización está prevista para el 10 de noviembre, solo dos meses después que PlayStation 4 Slim, que lo hará mañana 16 de septiembre.

Cabe tener en cuenta que esta versión reducida y más silenciosa del modelo estándar llegará primero con 500 GB de disco duro y, el 19 de septiembre, sumará también uno adicional con una capacidad de 1 TB. Serán, por tanto, tres modelos de consola los que convivirán en apenas unos meses tras la más que posible retirada de la estándar, que ya está dejando de distribuirse en Japón, donde la última semana solo vendió unas 500 unidades. Este ha sido, precisamente, uno de los aspectos más criticados por algunos usuarios, que consideran excesiva la coincidencia en el mercado de varias opciones bastante similares en características, pues ambas ofrecen soporte HDR aunque solo es PlayStation 4 Pro, que también incluye prestaciones más elevadas, la que explotará la tecnología 4K.

Sin embargo, a nadie parece haber inquietado que Nintendo, en la que muchos tienen puestas sus esperanzas para salvar la generación con la que supuestamente están acabando Sony y Microsoft, tiene hasta cinco modelos de 3DS en el mercado: 3DS, 3DS XL, 2DS, New 3DS, New 3DS XL, los modelos New incluso con juegos exclusivos. No obstante, la mayor parte de comentarios negativos han sido motivados por la comparación con las nuevas consolas de Microsoft, Xbox One S y la hasta ahora denominada Project Scorpio, cuyo lanzamiento está previsto para finales de 2017.

Numerosos usuarios han centrado sus críticas en el hecho de que tanto la consola slim de Xbox como la futura Scorpio ofrecen soporte a la tecnología HDR y al 4K, algo que Sony solo hará con PlayStation 4 Pro, con la salvedad de que los modelos de Microsoft incorporarán además un lector de Ultra HD Blu-ray que muchos consideraban también necesario en la nueva máquina de los japoneses, que han decidido prescindir de sus servicios. ¿Es posible apoyar el 4K sin ofrecer soporte al cine en formato físico? Según Sony sí, pues dice haber detectado que el interés de los usuarios se está centrando en el streaming en dicha definición, por ejemplo Netflix, que se convertirá en el principal valedor de la nueva máquina en este ámbito.

No deja de sorprender, sin embargo, que la compañía haya decidido comercializar un reproductor de Blu-ray 4K (Sony UHPH1B) por 400 euros cuando, hace solo unos días, justificaba su ausencia en PlayStation 4 Pro por los motivos mencionados. ¿Se trata de un modo de ofrecer un precio más ajustado en la consola o el motivo obedece simplemente a razones comerciales? Que cada uno saque sus conclusiones, aunque cabe recordar que Microsoft sí ha incluido el lector incluso en el modelo slim.

Dejando al margen este aspecto concreto, no han sido pocos los que se han preguntado las razones por las que Sony ha decidido lanzar tan pronto PlayStation 4 Pro teniendo en cuenta que su máxima competidora lanzará su siguiente modelo al cabo de un año. Una teoría ha barajado la posibilidad de que los nipones hayan querido adelantarse a Scorpio, pese a que vaya a ser una consola de características muy diferentes, y así arrebatarle a muchos usuarios que aún estuvieran esperándose a dar el salto a la nueva generación, sobre todo en periodo navideño. Por supuesto, también hay que tener en cuanta que mientras la máquina de Microsoft tendrá un precio catalogado como “premium”, la opción de Sony será más accesible.

Incluso se ha llegado a pensar, pese a que cueste creerlo, que a Sony le haya pillado por sorpresa el anuncio de Scorpio y haya decidido improvisar lo antes posible una consola de prestaciones inferiores que, realmente, no es tan superior a la estándar más allá de la definición 4K. No obstante, la compañía también podría haber decidido no fragmentar el mercado con un modelo continuista que no pusiera fin a la actual generación, algo que sí estaría haciendo Scorpio con una consola que hará que todos los juegos rindan de forma muy superior a Xbox One S. Cabe preguntarse, entonces, si PlayStation 4 Pro se trata de la verdadera competidora de Project Scorpio, que parece hallarse a un nivel superior tanto en opciones como en lo relativo al precio.

Tanto es así que Damian Thong, del grupo analista Macquarie, el mismo que vaticinó el lanzamiento de PlayStation 4 Slim y Pro antes de concluir 2016, ha apostado porque Sony ya esté trabajando en PlayStation 5. La consola, que supondría el verdadero cambio generacional para la marca, llegaría a finales de 2018 según un estudio de mercado. Esto supondría que la generación de Sony durara cinco años, un periodo de tiempo menor al habitual pero más extenso que el su máximo competidor. Si se diera así, y a falta de saber si Microsoft pretende que Scorpio sea su salto generacional, Sony podría partir con gran ventaja ante la compañía estadounidense.

Pese a todas las especulaciones, habrá que ver cómo se desarrolla un 2017 con Nintendo NX y Scorpio en el mercado y Sony sin una consola realmente novedosa con las que hacerles frente. ¿Habrá acertado con PlayStation 4 Pro? Solo el tiempo dirá si se trata del escalón necesario para alcanzar la siguiente generación o si, por el contrario, no es capaz de cumplir las exigencias de unos usuarios que tal vez permitan que la competencia tome la delantera.

Cerrar