Fernando Torres y otros héroes de videojuego que nos queríamos cargar antes de tiempo

Esta columna te la puedes tomar de tres maneras:

1. Si eres de los que hacías chistes hasta ayer con Fernando Torres, no parabas de decir que no merecía ir a la Eurocopa y, ayer, El Niño te sorprendió, relájate y disfruta: todos jugamos en el mismo equipo.

2. Si, como para mi, el delantero imberbe hace ya muchos años que está entre tus iconos irrenunciables, de esos que te hacen llorar y por los que aguantas todas las chuflas porque sabes que el jodío más pronto que tarde volverá, relájate y disfruta: ayer fue tu día.

3. Y si no estás en ninguno de estos dos casos… Lo has adivinado: relájate y disfruta.

Y es que el deporte, como los videojuegos, están hechos para gente apasionada. Pocos son los que se toman estos vicios de forma endeble, lo suyo es matar o morir, esforzarte por los tuyos, defender lo indefendible. Nunca entenderé a los que abandonan a sus héroes, a los que se lo dieron todo, a los que les regalaron un momento inolvidable: llámalo meter un gol que logra una Eurocopa o protagonizar uno de los mejores videojuegos de todos los tiempos.

Todos tenemos un héroe así en la consola:

– ¿Algún verdadero fan de Sonic perderá la esperanza de tener un nuevo gran juego del erizo a pesar de los años de sequía?

– ¿No aplauden los nintenderos cada anuncio de un nuevo título de Mario o Zelda con los ojos cerrados?

– ¿No tiene el Jefe Maestro una hinchada de Halo realmente irreductible?

Yo aplaudo esa pasión, esa actitud, porque nunca me he fiado de las medias tintas, esta vida hay que disfrutarla a tope y sin levantar el acelerador, defender tus colores. Pero eso sí, sin ofender al contrario y siendo positivos. No confío en las personas que tratan de llevarse bien con todo el mundo, que no toman partido, que todo les parece bien.

Muchos daban por muerta a Lara Croft y volverá por todo lo alto. Resident Evil 5 se llevó todos los palos del mundo y Kennedy y Redfield nos van a regalar un juegazo con el 6. Lost Planet 3 tiene toda la pinta de resarcirse de un segundo paso en falso. Dante volverá renovado con un lavado de cara que seguro va a callar a más de uno cuando vea DMC en acción con el estilo de siempre pero con distinta pintura. Y lo mismo ocurrirá con Metal Gear, que renovará su estilo con la sangre nueva de los creadores de Vanquish.

He mencionado estos juegos en concreto porque las críticas antes de probarlos desde muchos sectores han sido feroces. Nosotros hemos podido disfrutar sus primeras demos en E3 2012 y todo apunta a que tenemos grandes aventuras esperándonos a la vuelta de la consola. Lo mismo podemos decir de Black Ops II, Dead Space 3 u otras secuelas por llegar.

Nadie es infalible, puede que al final no sean lo que prometían o que se conviertan en clásicos imperecederos, quien sabe, no somos adivinos, pero me gusta, me pone, me motiva ver a las aficiones de cada bando defendiendo sus equipos. Y mejor no hablamos de los hinchas de PES y FIFA, de Forza y Gran Turismo, porque la cosa se pone muy caliente. ¡Es el picante, la salsa de la vida!

Con todo esto digo que no matemos a nuestros héroes, no matemos a Fenix, a Drake, a Samus, a Pac-Man…a Fernando Torres. Cuando menos te lo esperas los verdaderos héroes vuelven y… ¡Zas! En toda la boca, como ayer mismo.

Es lo que saben hacer, lo que les hace únicos, irrepetibles, especiales… INMORTALES.

Publicaciones relacionadas

Cerrar