El futuro del videojuego no debería estar en el todo digital

Primero Stadia, luego Xbox One S sin lector de discos. El mercado va a cambiar y no debería hacerlo

mando Stadia

Era fácil prever por dónde iban a ir los tiros del mundo electrónico desde que la tecnología ha avanzado tanto que no necesitamos tener un juego instalado para poder disfrutar de él. Los servicios de streaming y las plataformas digitales están explotando más ahora que cuando se decía que el formato físico se estaba muriendo y mi reflexión de hoy no solo va por una necesidad de expresarme hacia lo que yo quiero que ocurra, sino también a mirar qué consecuencias tendría la desaparición paulatina de un mercado de juegos en formato físico y el impacto que tendría en los jugadores del futuro.

Game Pass de Microsoft

Los últimos acontecimientos están definiendo bastante bien la estrategia que quieren seguir las principales compañías del sector. Xbox Game Pass funciona como uno de los mejores servicios dentro del ecosistema de Microsoft y PS Now ha llegado ahora a Europa con resultados bastante buenos (iniciales, eso sí). A esto se suma Stadia, el reciente anuncio de Google y también Xbox One S All-Dgitial Edition, la supuesta nueva versión de la consola de Microsoft que adelantaría el camino que quiere seguir la compañía para la siguiente generación. Se están produciendo cambios hacia un mismo destino y con los servicios en la nube, yo preveo un ascenso meteórico, pero una caída estrepitosa.

La destrucción de un mercado consolidado

Tener la opción de poder jugar en la nube o de comprar los juegos vía plataforma digital debería seguir siendo una de las alternativas al juego tradicional. Ahora mismo se convive de forma perfecta, aunque descompensada, ya que los títulos digitales se venden a un precio muy elevado y por norma general al mismo que su versión en físico (el cual tiene unos gastos adicionales de distribución, discos, cajas e impresiones que no tiene la anterior). Lamentablemente, para mí, las compañías están enfocadas en potenciar esta senda, la cual les reporta un mayor beneficio a la larga, porque son ellas mismas las que controlan todo el proceso de producción y venta de sus propios juegos. No dependen así de distribuir a tiendas, de crear material adicional para una venta física y tampoco tienen que compartir los beneficios con los mayoristas.

playstation now en pc

Y, como todo, este servicio tiene tantas ventajas como desventajas, ya que el sistema de streaming depende de una conexión a Internet permanente para poder jugar a los juegos. Un jugador que no cuente con fibra óptica (como poco) no podrá hacer uso de las capacidades de Stadia o de PlayStation Now y, además, dependerá siempre de que los servidores del suministrador funcionen correctamente para poder jugar a cualquier título de la biblioteca. Esto ya ocurre con Xbox Live o PlayStation Network. Cuando alguna deja de funcionar, no se pueden acceder a las características online que ofrecen los servicios de pago de Xbox One y PlayStation 4.

Steam Catalogo Juegos

El mercado puede cambiar, porque ya lo ha hecho. En el caso de los ordenadores, esto ya ocurrió hace unos años, cuando plataformas como Steam llegaron para dar cobijo a una gran variedad de títulos a precios bastante competitivos y con descuentos constantes. Este precedente hace que pueda plantearme el ver cada vez menos títulos físicos en las estanterías de las tiendas o en las categorías de los portales web, algo que empobrecería enormemente el mercado de los videojuegos. Lo digital se impone como el futuro, pero no debería cambiar los formatos que conocemos a día de hoy, porque son los que sustentan, básicamente, la industria actualmente.

Juan Pedro Prat

Periodista. Siempre llevo a mano un Poké Ball por lo que pueda pasar. Combino mi pasión por escribir con la de diseñar, aunque no se me da muy bien. Intento siempre aprender de todos los que me rodean.

Publicaciones relacionadas

Cerrar