Google News o El Padrino de Berlanga

Ser un idiota puede tener encanto: vivir en la ignorancia solo te culpa de no querer remediarlo. Ser un idiota peligroso ya es otro cantar. Idiota peligroso, o listillo, o mafiosete… podéis poner el calificativo que más os guste. Porque solo con una definición así puede definirse a los responsables del caso Google News.

Como sabréis sobradamente, Google decidió cerrar News este mismo martes debido a lo que se conoce como Tasa Google o Canon AEDE. Muy rápido por si no seguís la telenovela: un grupo de medios de comunicación tradicional decidió que había que pagarles por compartir enlaces de sus noticias en agregadores sociales o informativos como Menéame o el susodicho Google News. Este dinero iría presumiblemente, porque la nueva Ley de Propiedad Intelectual sigue sin concretar en demasía, a una sociedad privada de gestión de derechos como AEDE. Si no perteneces a esta sociedad, como la mayoría de medios independientes (AlfaBetaJuega entre ellos), ese dinero por compartir tus noticias no te llega aunque sean tus noticias las compartidas en estos agregadores.

Más divertido aún: estos medios independientes no podemos negarnos a que no se cobre dicho canon por compartir nuestras noticias aunque seamos contrarios al mismo. Y mucho más divertido: para que Google News incluya tus noticias debes no solo solicitar tu entrada en News, sino cumplir una serie de estrictas condiciones del servicio para formar parte de él. Es decir, Google News no coge tus noticias si tú no se lo pides y pasas un 'examen'. ¿Entendéis todo esto? Pues sois unos afortunados, como los listillos que decidieron redactar este despropósito.

Lo que nadie se esperaba es cómo iba a continuar el culebrón: Google, que tiene fama de talante mediador, de pagar antes que meterse en líos, ha dicho que tururú. Que Google News es un servicio gratuito, que no tiene publicidad y que no reporta beneficios directos al buscador y que por ende no iba a pagar, por lo que chapaba el chiringuito.

Todo esto recuerda a esas míticas secuencias iniciales de El Padrino en las que la gente iba a pedirle favores al Don pero como si las hubiera rodado Berlanga. Aquí los medios tradicionales y los gobernantes se pensaban que podían hacerle exigencias al Padrino Google, ofertas que no pudiera rechazar, pero ha pasado lo que cualquiera que no fuera un idiota peligroso sabría.

¿Qué sucede ahora? Pues que todo el tráfico de visitas, es decir, de vosotros lectores, que generaban agregadores como Google News (y a la espera de lo que pasa con Menéame) los medios lo perdemos. Porque es una soberana mamarrachez, y ninguna marca lo querría, pedirle dinero a un escaparate porque haga visibles tus productos. El que pasa a comprar es porque le gusta lo que ha visto, el que no, no te iba a comprar de todas maneras.

Como periodista me indigna este tema hasta un punto que no podéis ni imaginar. Se está atentando directamente contra la capacidad de la gente de tener todas las ventanas posibles de la información. Es más, se está atentado contra la potestad de los medios de elegir, de permitir que sus usuarios compartan sus informaciones y expandan sus noticias libremente.

¿Sabéis cómo sigue este culebrón escrito por idiotas peligrosos, este Padrino de Berlanga? Con AEDE pidiéndole al Gobierno que frene el cierre de Google News, y con el Gobierno diciéndole a los editores que si quieren que echen la ley para atrás, que lo pidan.

Democracia medieval. #NoLesLeas

Publicaciones relacionadas

Cerrar