Grandes juegos para móviles de 2012

El año que estamos terminando se ha revelado con dos caras bien diferenciadas en el terreno móvil. Por un lado, las tendencias iniciadas en 2011 se han consolidado dando poco margen a la sorpresa. Por otro, la parte buena de esas tendencias no ha desaparecido, pese a que sea una minoría.

2011 nos anunció el cambio de tornas en el modelo de negocio móvil. Lo que el año pasado era una tendencia hoy es la norma. De los 25 juegos que más ingresan ahora mismo en iTunes, sólo 4 son de pago, los demás son free to play. Con este modelo de pago instalado como el estándar de facto, tenemos que navegar entre sus aguas para encontrar las joyas del año. No ha sido difícil. Si algo trae un mercado creciente es mejores juegos y 2012 ha sido un buen año. Sólo uno de los que he incluido en mi selección es free to play, veremos si el año que viene la tendencia aumenta.

Empiezo con las menciones que no llegan a colarse en el Top 10. Dos de ellas por haber salido justo a finales de 2011 pero que alcanzaron notoriedad ya en enero: Super Crate Box y su endiablada dificultad que levantó debates sobre sus controles apareció a finales de diciembre, junto a Hero Academy, lo más parecido a un clásico moderno de tablero. Dos juegos muy dignos también se quedan fuera por ser adaptaciones tardías por venir de otras plataformas. No niego su calidad, pero sí su importancia en el terreno móvil. Tanto Bastion como The World ends with You merecen jugarse si no los has podido pillar antes.

Entrando ya en la selección de los grandes del año quiero empezar con dos juegos imperfectos pero con algún aspecto que los eleva por encima de sus carencias. Es el caso de God of Blades, que peca de unas mecánicas sencillas y limitadas pero con una historia con ecos de fantasía pulp que redondea todo el conjunto. La sencillez gráfica de 10000000 no impide que su adictiva premisa (llegar a conseguir ese botín de 10 millones) nos enganche sin piedad.

Los géneros populares tienen todos los años nuevos contendientes a su corona. No sé si Fieldrunners 2 es el mejor tower defense en la App Store, pero no se le puede negar su calidad. Y se agradece que Rocketcat Games decida ubicar su endless runner Punch Quest en el cajón poco poblado de los “endless punchers”. Dos apuestas seguras.

7536

Un apartado para ellos solos es lo que consigue la gente de Rovio. Durante meses apunté Angry Birds Space en mi top provisional, para encontrarme a final de año con Angry Birds Star Wars. Ninguno merece quedarse fuera, por lo que este pack Space/Star Wars es el que convierte el Top 10 en un top 11. Pero Rovio también lanzó este año la prueba de que no sólo saben usar tirachinas y Bad Piggies augura un brillante futuro para los finlandeses.

The Room es uno de esos juegos de los que es mejor no decir nada. Experiencia corta pero intensa. Como también son intensas las episódicas entregas de The Walking Dead, uno de los mejores juegos del año en todas las plataformas que se ha publicado y una apuesta segura si tienes un iPad.

Simogo es una de las desarrolladoras más interesantes en terreno móvil. Su adorable Bumpy Road dejó paso este año a Beat Sneak Bandit, una mezcla de puzle, ritmo y sigilo. Nunca he sufrido tanto por no tener buen ritmo y nadie ha hecho nada igual a este juego.

Elegir el juego del año ha sido difícil. tanto The Walking Dead como Beat Sneak Bandit podían haberse llevado ese honor, pero finalmente han sido los misterios de las profundidades de Marte los que me han ganado. En Waking Mars la gente de Tiger Style Games demuestra cómo se puede crear una atmósfera de misterio y soledad que va de la mano de la magia del descubrimiento. Waking Mars habita la piel de un género que parecía definido y lo transforma en una versión ecológica de lo que podía haber derivado hacia otro clon cualquiera de Metroid. Una apuesta que bebe del pasado pero define sus propios términos para el futuro.

@prisioneropixel

Publicaciones relacionadas

Cerrar