¿Ha merecido la pena la actualización de Pokémon GO y la segunda generación?

La comunidad de jugadores de Pokémon GO llevaba meses solicitando desesperadamente la aparición de nuevos Pokémon. En el mes de diciembre todo apuntaba que por fin llegaba la segunda generación con la aparición de los "bebés Pokémon", pero ahí quedó todo. Han tenido que pasar aproximadamente dos meses más para que por fin tengamos disponibles al resto de especies originales de Johto.

¿Han llegado a tiempo los nuevos Pokémon? ¿Los que dejaron de jugar tras el fenómeno del verano han vuelto a retomar el juego? Es difícil, por no decir imposible, recuperar la gran actividad que el título de Niantic cosechó en sus inicios. Es cierto que cierta cantidad de gente ha vuelto a retomar sus andanzas por el juego, pero sales a la calle y no ves a personas jugar de la misma forma que antes. En los meses de verano daba igual andar por un sitio u otro de las grandes ciudades, en todos esos lugares veías a alguien jugando o escuchabas a personas hablando sobre el fenómeno del momento. Quien disfrutase de Pokémon GO en sus primeros meses de vida sabrá que lo mencionado anteriormente ocurría con bastante asiduidad, más si entrabas en parques o zonas con demasiadas Poképaradas.

Han sido 80 Pokémon los que se han sumado a la lista de los disponibles, tal y como todo el mundo quería. A pesar de todo nos hemos dado cuenta de que el sentimiento o la experiencia ya no es tan excitante y placentera como cuando cogimos Pokémon GO por primera vez. Muchos jugadores se han vuelto a echar a la calle para jugar, pero ni de lejos el título de Niantic tiene la misma actividad ni tampoco sus jugadores le dedican el tiempo diario que en sus inicios.

Con la llegada de los nuevos Pokémon han llegado más especies exclusivas de determinados rincones del mundo, nuevos trucos o métodos para conseguir las nuevas evoluciones de Eevee u otros Pokémon muy a tener en cuenta de cara a los gimnasios. Junto a ello han también características como los géneros, las evoluciones mediante objetos especiales o incluso la llegada de las múltiples formas de los Unown.

Además de los nuevos Pokémon o características que tienen que ver directamente con los mismos, también se han inaugurado algunas nuevas funciones. La personalización del personaje ahora es mucho mayor, por lo que se pueden retirar los guantes u otros complementos, así como se pueden comprar gafas o más clases de ropa que antes. Muchos de los nuevos complementos se deben adquirir con monedas de juego, por lo que en ello encontramos una nueva razón de reengancharnos a tomar gimnasios con motivos de conseguir dinero.

La última actualización también ha traído modificaciones en los caramelos, ofreciendo así más cantidad dependiendo de la etapa evolutiva del Pokémon capturado. Si cogemos un Pokémon que está en su primera fase se siguen obteniendo 3 caramelos, mientras que es posible obtener 5 o incluso 10 si están en la segunda o tercera respectivamente. Evidentemente esta condición sólo se da en las especies que tienen tres formas, llegando hasta la recompensa de 5 caramelos con los que sólo tienen dos evoluciones.

En definitiva, las novedades que han llegado con los Pokémon de Johto son más cuantiosas de lo que pueden parecer, por lo que merece la pena volver a jugar al título de Niantic. En cualquier caso también queda claro que la sensación tras haber podido atrapar nuevos Pokémon no llega a los niveles de cuando jugamos por primera vez. Quizás la sensación de dejadez que ha ofrecido Niantic durante tantos meses ha calado mucho más hondo que todas las novedades que nos han podido ofrecer ahora y por ello no llegamos a emocionarnos como en los inicios de Pokémon GO.

¿Has vuelto a jugar a Pokémon GO? ¿Qué te han parecido sus novedades? ¿Han cumplido tus expectativas las últimas novedades ?

Cerrar